La "grieta" existe en nuestra sociedad, eso no lo podemos negar, pero "La Grieta" es una cuestión moral.



Odio, según el Diccionario de la Real Academia Española (RAE), proviene del latín Odium y significa: Antipatía y aversión hacia algo o hacia alguien cuyo mal se desea. En conclusión, el odiar es una de las actitudes más repulsivas que un ser humano puede llegar a sentir o expresar. Pero hoy en nuestro país es un término que es usado de manera común en nuestra sociedad y tiene origen en el pensamiento político de un sector social que utiliza ese vocablo con el simple hecho de desacreditar el pensamiento u opinión de otro y así tratar de imponer su criterio o ideario político.


DIVIDIDOS

Nadie puede negar que hoy nuestro país está totalmente dividido en dos facciones, una que habla de "grieta" y otra de "discurso del odio", dos definiciones o términos que son más una "mala propaganda política" que una realidad. Esto lo sostengo no desde lo científico, ya que no soy sociólogo ni psicólogo, pero si es sostenible desde el simple "sentido común" y desde una opinión que no pretende engañar ni ofender la inteligencia de nadie.


Es permanente el uso de "grieta" como un fomento político para dividir nuestra sociedad y a ese término le agregaron el de "odiador o discurso del odio". Lo que realmente esconde esa terminología no es nada más ni nada menos que profundas discrepancias políticas y metódicas e inclusive podemos llegar a decir que quienes utilizan esos términos están realizando una acción que hoy la denominamos por su término en inglés y que se aplica a acciones entre humanos de edad escolar, como "bullying", cuyo significado es: Acoso físico o psicológico al que someten los compañeros, de forma continuada, a un alumno.


En realidad, no podemos decir que toda la sociedad está en edad escolar. Pero bien podemos sostener que un sector social que persigue y hasta quiere imponer sus ideas, utilizan los términos "grieta y odio o discurso de odio" como una forma de acoso psicológico sobre aquellos que no piensan de la misma forma.


TERMINOLOGÍA AUTORITARIA

Por lo tanto, si debemos decir que aquellos que utilizan esas terminologías, lo hacen desde la "imposición o autoritarismo" ya que pretenden que toda la sociedad en su conjunto acepte o piense de la misma forma que tiene un grupo político determinado.


La "grieta" existe en nuestra sociedad, eso no lo podemos negar, pero "La Grieta" es una cuestión moral ya que de un lado se encuentran los que poseen valores firmes de conducta ética, trabajo y anti corrupción, y del otro lado están los que no la tienen o simplemente "miran hacia el costado", siendo así de simple y dejemos de buscar "la quinta pata al gato".


Y, en cuanto al "odio", es una expresión que sirve para presionar y tratar de imponer una idea de la cual muchos pueden estar de acuerdo, pero muchos también la pueden rechazar, ya que debemos recordar que vivimos en "Democracia" y eso significa lisa y llanamente, que hay que saber aceptar las diferentes formas de pensar, no solo de las mayorías, sino también de las minorías. 


A todos aquellos que acusan de "odiador" o de pronunciar "discursos de odio" yo les respondería: "On ne tue point les idees"; o como Domingo F. Sarmiento lo traducía: "Bárbaros, las ideas no se matan"

Por Jorge Reinoso Rivera
Periodista