El sanjuanino Jorge Palmés dice que tiene tres hijos, un varón, una mujer y Veladero. Es que hace 17 años, cuando tenía 40 años; entró a Barrick y fue uno de los artífices del nacimiento de la mina iglesiana, encargándose de su ingeniería básica, sus detalles y puesta en marcha. Un año después, en el 2006, partió a otros destinos, tironeado por otros trabajos en Estados Unidos, Colombia y México. En octubre del año pasado, el ingeniero en Minas recibido en la Universidad Nacional de San Juan y especializado en procesos en Canadá durante dos años, volvió a la mina que vio nacer. Esta vez, como gerente General Ejecutivo y con la misión de encauzar el proyecto tras la herida que dejaron dos incidentes ambientales. "'En Veladero se perdió la mística'', dice y agrega que su intención es que la operación vuelva a ser aquella "que le dio mucho orgullo a los sanjuaninos''. Palmés jura que a esta altura, con 57 años, pensaba bajar un cambio para dedicarse más a su familia -que siempre permaneció en San Juan cuando trabajó afuera, respetando el pacto hecho con su mujer de dar estabilidad a sus hijos- pero que volvió no sólo por el desafío profesional sino porque le tiró el corazón ese hijo, la mina, que vio nacer, crecer y que hace mucho que no veía. En este 2017 a Palmés le cambió la cara. Dice que Barrick ha cambiado paradigmas, que ahora la visión de la empresa para Argentina y San Juan es estar presente con minería para los próximos 100 años. Además, las exploraciones son muy promisorias, la producción se apresta este año a dar un salto del 51%, elevando la producción de onzas y ampliando el valle de lixiviación, lo que dará más trabajo e ingresos a la provincia.  

 


-¿Como experto en minas que se le pasó por la cabeza cuando se enteró que el primer incidente de septiembre de 2015 fue porque no elevaron una berma? 


-No sé si fue exactamente así. Fue una falla operativa, estuve a cargo del diseño y construcción del valle, y las bermas se pensaron para evitar que ingresara agua de afuera hacia adentro, no al revés. Fue un evento totalmente extraordinario, un invierno muy fuerte, con un deshielo muy importante e ingresó mucha agua y hubo errores operacionales. Todo eso nos hizo aprender, ser consciente de nuestras debilidades y eso se ha corregido. Dedico gran parte de mi vida a monitorear y vigilar todo eso, el cuidado del ambiente está en segundo lugar, después del trabajo y cuidado de la gente.  


-¿Qué sintió cuando ocurrió el segundo incidente en Veladero o en el túnel de Lama? Sintió el peso de la sociedad por ser sanjuanino? 


-En ese momento no estaba en la empresa, la información llegaba retrasada. Creo que son cosas que pertenecen al pasado, la empresa ha hecho suficiente mea culpa y para mi lo más importante es la visión de futuro. Estamos en una operación que ya ha empezado a cambiar. Cuando ingresé, la gente miraba para abajo, no sonreía, no tenía un trato cordial, eso me preocupó y se ha modificado. Tengo un equipo gerencial muy sólido y fuerte y con objetivos concretos y también es importante atender al aspecto humano y durante algún tiempo quizás no se hizo de la mejor manera.  


-El Gobierno anunció una segunda multa a Barrick, ¿eso condicionará alguna meta de Veladero o el nuevo Lama? 


-No creo que esto condicione nada respecto al futuro. El primer incidente fue el único reportable y de importancia.

Ahí sí fue un derrame, que no produjo ningún daño ambiental. Ni un mosquito, ni pecesito, nada murió. El segundo fue absolutamente menor, pasa que estuvo muy mal manejado por la empresa. 


-¿Por qué piensa que estuvo mal manejado por la empresa? 


-Se armó una bola de nieve, hubo una solución que empujó una cantidad mínima de material que salió fuera de la berma. Se tomó ese mineral y se lo puso dentro de la berma, se limpió la zona y no pasó nada, pero la forma que se informó al gobierno, creo que fue una suma de acciones no muy felices. Hicieron un incidente de algo que era menor, por eso la multa no condiciona a Veladero.  


-La empresa se dedicó a bajar costos en 2015 y 2016, ¿eso disminuyó la calidad de trabajo en materiales y capital humano? 


-Puede haber sido porque la corporación no estaba en sus mejores condiciones. No sé si los objetivos estaban centrados en tratar de bajar los costos, más bien me parece que no existía un plan muy detallado, no habían objetivos muy bien marcados. Creo que fueron errores operacionales, pero eso forma parte del pasado. Como toda empresa, comienza con objetivos muy marcados y después se pierde el norte. Pero hubo cambios importantes en los últimos meses donde ha cambiado el espíritu de trabajo. Para mí es claro que lo primero es la gente, no hay activo más importante. Si por cualquier situación perdimos una mina y tenemos la gente adecuada, podemos tener otra. Lo segundo es la parte ambiental, cuidar y preservar el medio ambiente, y tercero viene la producción.  


-¿Vé posible que Veladero colabore con la nueva Lama, va a haber trabajo conjunto? 


-Lama en este momento está en proceso de estudio de prefactiblidad que va a terminar este año. Una vez que esté concluido, vamos a decidir si pasa a etapa de factibilidad y luego, definitivamente; creo que las dos operaciones se van a transformar en una operación grande, que tendrá una especie de dos centros. Vamos a tratar de que exista sinergia entre ambas, y obviamente estamos trabajando para consolidar a Barrick como una sola cosa. La diferencia entre Lama y Veladero es mínima, está a sólo 8 kilómetros de distancia, desde una operación se ve la otra; no podríamos concebirla de otra forma.  


-¿Cómo es su relación con George Bee, a cargo de Lama?  


-Tengo dentro de mis obligaciones, el presente de Lama, los activos; e incluso el manejo del agua esta dentro de la esfera de mis responsabilidades. George se encarga del estudio de prefactibilidad, del futuro. Él es un inglés asanjuaninado porque vivió muchos años acá. Yo trabajé para George, cuando él era gerente General y yo gerente de Planta de Veladero. Y somos muy amigos, tenemos la misma forma de trabajo y objetivos iguales, entonces; para mí el hecho de que George esté de vuelta en Lama es un activo muy importante. Técnicamente es sólido y conoce perfectamente cómo trabajamos, la cultura, las relaciones con las autoridades y va a hacer que todo sea más fácil. 


-Respecto a Veladero, ¿cómo está hoy? 


-Estamos en una mina que extraemos mineral y necesitamos procesar el oro. Nuestro plan de minado, que indica la vida útil de la mina llega hasta 2024 con los precios y condiciones actuales. Eso se puede modificar porque estamos explorando dentro del radio de la mina y en las inmediaciones, en un radio de 50 kilómetros y están apareciendo cosas muy interesantes. 


-¿Han dado buenos resultados las exploraciones? 


-Los recursos son un tema geológico, las reservas son un tema geológico-financiero, a medida que el precio del oro aumenta y los costos disminuyen, lo que antes no estaba considerado desde el punto de vista económico rentable, empieza a ser rentable. Con la foto de hoy, con el oro a 1.200 dólares la onza y los costos actuales indica que la mina podría llegar al 2024, pero eso se puede modificar no sólo por eso, sino porque encontremos otros cuerpos satélites. Y no puedo adelantar, pero quien dice que haya otro Veladero por ahí! El Valle del Cura es la zona prospectivamente más rica del mundo, falta exploración.  


-La vida útil de la mina entonces ¿puede extenderse?

 
-La vida de la mina se puede extender, definitivamente. Tenemos exploraciones cerca de la mina, a 30 o 50 kilómetros, y después exploración regional que es lo que se está haciendo en Del Carmen, a unos 80 kilómetros al suroeste de Veladero. Las proyecciones de la compañía para San Juan es que va a haber minería para los próximos 100 años. Eso es muy importante, un cambio de paradigma. Ha cambiado la visión que tenía la empresa para Argentina y San Juan en particular. Queremos tener a la empresa presente, por lo menos 100 años en San Juan, lo que va a producir un beneficio muy grande para San Juan de mano de obra, de inversión, de contratistas, con los mejores estándares de calidad y garantizando la protección del medioambiente. Desde hace dos años la empresa como tal ha cambiado, y gracias a ese cambio yo estoy acá, eso fue lo que me atrajo. Veladero es la mejor mina argentina sin ninguna duda, y de las mejores del mundo.

 
-¿Qué más puede decir de ese "nuevo' Veladero, está en zonas aledañas a la mina actual? 


-La vida de las empresas está en las exploraciones. Se están encontrando resultados importantes pero hay que ser criterioso para manejar la información porque sigue estando en ese ámbito. Hay que asegurarse de que pueda ser rentable, aprovechable, ver los factores financieros, no se pueden anticipar decisiones. Lo que sí puedo decir es que hay flancos de exploración cercanos a la mina muy interesantes, por lo tanto puede haber buenas noticias. O quizá una vez que los exploremos nos demos cuenta que no es lo que pensamos. Pero creo que las noticias son buenas, la expectativa está.  


-¿Qué pasa si no sale Lama? 


-Lo ideal es que salga Lama, pero si no, no son cosas excluyentes. Si eso no ocurriese, que creo que sí va a ocurrir; tenemos otras ideas, estamos explorando otras áreas. Por lo tanto, no es necesariamente la condición sine qua non. Lo que sí es necesario que salgan otros proyectos, porque los que hay en el país se están volviendo viejos.  


-¿Van a ampliar el valle de lixiviación? 


-Sí. Sabemos la cantidad de mineral que vamos a explotar a lo largo de la vida útil de la mina y tenemos que tener un lugar para poder lixiviarla. Ese trabajo se hace por fases, a medida que se extiende la explotación se necesita ir agregando, ampliando el valle de lixiviación. Hoy vamos por la fase 5, tiene que ver con la vida normal de la mina. Para cada fase se debe ir pidiendo permiso. La autoridad minera, que también es la autoridad ambiental de aplicación; primero aprueba el proyecto completo, de fase 6 a 9 por ejemplo, pero antes de construir cada fase necesitás permisos individuales. Ahora hemos solicitado aprobación ambiental de la ampliación del valle de lixiviación y después, cada fase de ampliación la vamos a ir solicitando a medida que haga falta. 


-¿Qué implica esa obra?  


Con las obras de ampliación se va a incrementar el personal de las empresas contratistas, una vez que empiecen las obras, estimamos que más de un centenar se sumará al equipo de Veladero mientras duren los trabajos. Y una vez que se obtengan todos los permisos. Esta tarea requiere de una inversión importante que involucra desde la contratación de mano de obra, mantenimiento de estándares de seguridad y medio ambiente.

 
-En cuánto a la producción de Veladero, ¿se normalizó luego que estuvo detenida el año pasado? 


-Voy a dar algunas cifras. Este año debemos producir 51 por ciento más que el año pasado. El año pasado perdimos 67 días porque estuvo detenida la operación, 47 por cuestiones climáticas, no se pudo operar, fue un año extremadamente nevador; y 20 días de suspensión por imposición del gobierno. Este año será más seco y benigno, optimizando ciertos procesos, mejores condiciones climáticas y descartando cualquier evento ambiental vamos a tratar de llegar a un 51 por ciento más de producción. 


-¿Cómo se traduce eso en onzas? 


-De 541 mil onzas producidas el año pasado, este año queremos llegar a entre 770 y 830 mil onzas.  
-Buena noticia porque habrá más ingresos de regalías para la provincia... 


-Muy buena noticia. No sólo regalías, más contratación de proveedores, mano de obra y el pago de impuestos que no son específicamente regalías. Creemos que en el 2017 vamos a contribuir significativamente al crecimiento de San Juan. Hoy tenemos 1.300 puestos de trabajo directos y más o menos 2.000 indirectos. Con los contratistas, tenemos unos 3.400 empleados.  


-¿O sea que este año habrá más inversión y mano de obra?  


-El capital de inversión no lo puedo anunciar yo, pero va a haber un aumento del capital de inversión muy importante este año, frente a las otras operaciones de Barrick. Eso incluye todas las garantías para la seguridad de los trabajadores, proteger el medioambiente mejorando los estándares de calidad del valle y para mejorar la producción. Ahora se han comprado 5 camiones nuevos fuera de ruta y por cada camión ingresan 4 operadores, la mayoría de Jáchal e Iglesia. Ya están funcionando tres y se incorporan los otros dos en abril. Eso implica que en los primeros meses de 2017 se va a incrementar en unas 70 personas la dotación de la mina, porque además de los choferes, hay más mantenimiento, más mecánicos. Esos se suman a los que incorporará la empresa contratista por la ampliación del valle de lixiviación.  


 -¿Qué expectativas hay respecto los precios de la onza de oro? 


-Creemos que los 1.200 dólares que tiene ahora es un precio atractivo, interesante, cuando cae por debajo de los 1.000 dólares las cosas se vuelven complicadas. El oro tiene mucha variabilidad porque tiene hasta un componente psicológico. Lo que he leído es que no se espera un crecimiento importante a corto plazo, pero el precio se puede mantener.  


Con ese precio y mas o menos el mismo costo, es rentable.  

 

Aumento del 28,5% 
 
El gremio minero AOMA acordó con las autoridades de la empresa Minera Argentina Gold SA (Barrick Veladero) un aumento salarial escalonado para todo el personal, del 28,5 % anual, según dio a conocer el secretario general del sindicato, Iván Malla. 

El capital de inversión no lo puedo anunciar yo, pero va a haber un aumento del capital de inversión muy importante este año, frente a las otras operaciones. Eso incluye las garantías para la seguridad de los trabajadores, proteger el medioambiente mejorando los estándares de calidad del valle y para mejorar la producción.'' 

Impacto económico 
  
Se calcula que todo el movimiento económico de la mina de oro de Veladero ubicada en Iglesia representa hoy el 25% del Producto Bruto Geográfico de la provincia. El último estudio de hace tres años, que realizó la Universidad Tecnológica Nacional, cuando Lama estaba reduciéndose, daba cuenta que el porcentaje era del 28%.  

 

La visión política 

 


 
-¿Lo ve firme al Gobierno nacional para mantener la estabilidad jurídica o económica? 


-Creo que uno de los pilares que tiene este gobierno es el apoyo a la minería y tratar de atraer inversiones mineras del exterior. Y si, definitivamente vemos a este gobierno con la minería como política de Estado, como pilar del crecimiento del país.  


-¿Qué opina del nuevo Plan Minero, del Acuerdo Federal, le haría cambios? 


-La Cámara Argentina de Empresarios Mineros ha hecho declaraciones al respecto y nosotros coincidimos plenamente con ello. Estamos totalmente alineados con la posición de la CAEM, no le haría ningún cambio. 


-¿Cuál es su opinión acerca de Daniel Meilán, Secretario de Minería de la Nación? 


-Es una persona de mucha experiencia, una persona competente, que entiende bien al sector. Pero a veces, como en la vida, tenemos pequeñas diferencias, pero que no son insalvables. En esta actividad como en todas, debe haber consenso y diálogo y estoy seguro de que Daniel está dispuesto a dialogar.  


-Y que opina del gobierno de Sergio Uñac? 


-Con respecto a eso puedo hablar de las personas con las que interactuamos permanentemente. Con el Secretario de Gestión y Control Ambiental Minero, Eduardo Machuca, una persona que proviene del sector privado y entiende bien no solo la parte técnica sino también las urgencias y el tiempo que maneja el sector privado que muchas veces no es el mismo que el del sector estatal. Y con el ministro Hensel tenemos excelentes relaciones.

Creo que ese es otro cambio importante de la empresa, el de trabajar con el Gobierno provincial codo a codo. 

"'Queremos tratar de optimizar Veladero, queremos llevar el proyecto Veladero a las mejores épocas, que sea la mina insignia de San Juan y de la Argentina. "'