El Instituto Nacional de Vitivinicultura entregó este mediodía el segundo pronóstico cuantitativo de cosecha y San Juan tendrá la baja más significativa entre las provincias vitivinícolas. Se espera levantar entre 490 y 540 millones de kilos de uva, en promedio, un 12% menos que la campaña pasada que fue pésima para los parrales locales.

 

Poca pero de buena sanidad, fue el balance de las uva slocales

 

Los elementos que entraron a tallar en tamaña caída son, básicamente, dos: primero, las heladas tardías; segundo, el calor extremo de enero que no abrió ventanas a un respiro que favorezca a las plantas.

 

Mejor semblante es el que quedó en la cara de los productores y actores vitivinícolas de Mendoza. Según el reporte, en esta provincia se cosecharán -de piso- unos 1.260 millones de kilos de uva, lo que implica un aumento del 24,5% comparado con 2016. 

 

El clima en San Juan jugó una mala pasada a la producción

 

En tanto que para todo el país se espera una cosecha total de 1.879 millones de kilos, es decir un incremento de sólo el 8,75% comparado con 2016 cuando se levantaron 1.728 millones de kilos.