La Secretaría de Comercio Interior inició negociaciones para contar con una canasta de productos de consumo masivo a precios accesibles en las celebraciones de la Navidad y el Año Nuevo. También incluyen un conjunto de cortes de carne de consumo popular a valores rebajados.

La semana próxima, la Secretaría de Comercio Interior comenzará a trabajar en la reelaboración de la canasta de productos de precios máximos que se encuentran congelados hasta el 7 de enero próximo, de manera que la nueva etapa cuente con el consenso de todas las empresas participantes, informaron fuentes oficiales. La nueva canasta será con pautas de aumentos de precios de acuerdo a la evolución de los ingresos, es decir, una canasta regulada que vaya atada a la mejora de los salarios.

“Estamos satisfechos con la canasta actual. Es compatible con el consumo de un argentino medio”, afirmaron hoy desde el área que conduce Roberto Feletti, al tiempo que precisaron que “ahora empieza una ronda con las empresas para que se trate de una canasta consolidada y regulada, con no menos de 1.200 productos”.

Respecto a las conversaciones en curso, desde Comercio Interior aseguraron que “ahora las empresas están dispuestas a consensuar una nueva canasta para organizar el recambio antes del 7 de enero” y afirmaron que "hoy todas las empresas están convergiendo en el acuerdo". Además destacaron que en el último mes las empresas y los supermercados “tuvieron más ventas porque la canasta funciona como un llamador“.

Incluso, remarcaron que “los supermercados están publicitando la canasta”, por lo cual consideraron que “entonces les debe servir“. Del mismo modo subrayaron que “el programa de medicamentos –que congeló los precios desde el 1 de noviembre último hasta el 7 de enero próximo- está funcionando bien”.