La caída sostenida de las ventas comerciales en el 2020, que en noviembre volvió a golpear a los empresarios al caer un 22%; resultó determinante para tomar una decisión que no había ocurrido antes: el Día de la Virgen, el próximo 8 de diciembre, abrirán sus persianas en horario normal buscando aumentar la facturación para afrontar los costos fijos, sobre todo teniendo en cuenta que habrá mayor dinero circulante por el pago a la administración pública. También anunciaron que trabajarán el 7 de diciembre que es un feriado puente con fines turísticos establecido por el Poder Ejecutivo.

La decisión fue anunciada por la Cámara de Comercio de San Juan, que nuclea a una parte del comercio sanjuanino, sobre todo del Gran San Juan. Otras entidades aún no informaron qué harán de cara a estos dos feriados que se aproximan. Hermes Rodríguez, presidente de la tradicional entidad anunció que los comerciantes abrirán sus puertas el próximo 8 de diciembre, declarado feriado nacional inamovible en conmemoración al Día de la Inmaculada Concepción de María, y también el lunes anterior que es feriado puente. ""Vamos a trabajar en forma normal, y en los horarios habituales. Hemos decidido hacerlo en función de este porcentaje de ventas de noviembre que ha tenido una caída del 22%, respecto a igual mes del 2019", explicó Rodríguez. En noviembre la entidad llevó adelante un "Outlet" con descuentos de hasta el 30% en todos los rubros, incluyendo principalmente ropa de hombre, mujer y niños, calzado, indumentaria deportiva y marroquinería. Pero la estrategia no tuvo efecto en las cajas de los comercios, inmersos en una crisis general de caída del consumo por la pérdida del poder adquisitivo. "Han sido tan lamentables los resultados del outlet, que el próximo martes 8 que nunca hemos trabajado por ser el Día de la Virgen este año sí vamos a abrir, y lo mismo el lunes anterior. Ya les avisamos a las autoridades del Sindicato Empleados de Comercio, porque que no podemos darnos el lujo de permanecer dos días cerrados en este momento", explicó el dirigente.

La caída del 22% de las ventas del comercio minorista en noviembre fue liderada por los rubros de Calzado e Indumentaria, y también por materiales de Construcción. A diferencia del resto, el descenso en ventas de los materiales de construcción no fue por falta de demanda, sino por el contrario, por el faltante de diferentes artículos en los corralones y ferreterías, tal como vino advirtiendo la cámara desde el mes de octubre. En una nota firmada por su presidente Rodríguez, y el secretario Alejandro Panela, advierten que además de los problemas de endeudamiento de los consumidores se nota la preocupación por cómo se sigue perdiendo el poder adquisitivo que no se logra recuperar y que claramente se traduce en pocas ventas. Y agregan que a pesar de las propuestas ofrecidas por los comercios con rebajas, ofertas o liquidaciones en el outlet de este mes, se observa la falta de dinero. No obstante, en la entidad destacaron que noviembre históricamente fue un mes de bajas ventas que logran recuperarse cuando se acercan las fiestas navideñas. Por eso suponen que lograrán repuntar en algo la facturación en diciembre.

No se detiene la impactante caída de las ventas en los locales del comercio minorista sanjuanino. Los empresarios están preocupados por la disminución de ingresos y el aumento de los costos fijos.


Piden más micros

La Cámara de Comercio le ha pedido tanto al ministro de Producción como al secretario de Industria y Comercio, que hagan gestiones ante el Ministerio de Gobierno para llegar a los empresarios del transporte urbano. Buscan que se refuercen esos días las frecuencias de los colectivos, un paso clave para contar con mayor afluencia de gente.


Un año para el olvido

El consumo en las pymes del comercio minorista lleva nueve meses de caídas consecutivas y pronunciadas por la pandemia del coronavirus, aunque la tendencia del retroceso ha desacelerado un poco en noviembre. El pero registro se dio en los meses de marzo, abril y mayo. con bajas del 60 al 70%