Algunos modelos de las marcas Subaru, Smart, Hyundai, Mercedes Benz, Toyota, Suzuki y Jeep, bajaron sus precios entre en 2% y un 35% en lo que va de 2017. Se trata exclusivamente de autos importados que cotizan en dólares y compiten en un segmento de mercado medio y alto. Según explicaron desde las concesionarias locales, las bajas de precios fueron aplicadas por las respectivas fábricas y no se deben a modificaciones impositivas sino a estrategias comerciales para aumentar el volumen de ventas.

 

No es la primera vez que el sector automotor va a contramano del resto de la economía. Primero consolidó una tendencia creciente de ventas que contrasta con los malos resultados del resto del sector comercial y ahora muestra retracciones de precios en un período aún de alta inflación. 

 

Los autos que bajaron

 

Según la tabla de valores publicada mensualmente por la Cámara de Comercio Automotor (CCA), la marca que más bajas de precios mostró fue Subaru. La retracción se registró en todas las versiones de la "Forester All New", entre las que se destacó la 5P 2,5 i Awd Cvt Si Drive Dynamic Sport 2016, que pasó de costar U$S 81.000 en enero a U$S 52.000 en el presente abril. La variación fue de U$S 29.000 y 35,8%.

 

También Toyota hizo modificaciones interesantes en sus listas de precios. La estrategia de la marca japonesa se centró en la RAV-4, su SUV más popular.Entre sus diferentes versiones, la que más redujo su valor fue la CVT Full 2016, cuyo precio de mercado era de U$S 59.700 a comienzos de año y hoy se comercializa a U$S 48.800. La diferencia de U$S 10.900, representa una baja del 18,26%.

 

Otra marca que aplicó cambios significativos fue Smart, principalmente en el modelo ForFour 4P 1.0 Passion, que tenía un precio de U$S 26.400 en enero y desde marzo cuesta U$S 23.500. La diferencia es U$S 2.900; representa una reducción de precio del 10,98%.

 

Las otras marcas que decidieron reducir precios no aplicaron cambios porcentuales tan importantes. Entre Suzuki, Mercedes Benz y Hyundai, la baja más grande fue del 4,11% (ver cuadro). Jeep, por su parte, aún no actualiza sus listas de precios, pero ya comunicó que reducirá cerca de un 10% el valor de mercado del modelo Renegade, que se fabrica en Brasil.

 

Stock y competencia

 

En enero de 2016 los autos de alta gama se vieron beneficiados por la reducción de los impuestos internos y pudieron bajar los valores de mercado hasta en un 30%. Hoy, las reducciones de precios no tienen que ver con modificaciones impositivas o reducciones de costos sino con estrategias comerciales en un mercado cada vez más competitivo. 

 

Hernán Yacopini, titular de Yacopini Mercedes Benz, explicó que "se ha hecho reposicionamiento de precios directamente desde fábrica, por cuestiones comerciales". El empresario señaló que la estrategia tiene dos disparadores. "Por un lado hay más stock disponible, lo que permite a Mercedes Benz y a las otras marcas aplicar campañas comerciales más agresivas. Por otra parte, el mercado de autos de alta gama está logrando buenos volúmenes de venta en 2017 y la competencia es cada vez mayor. Eso también lleva a que bajen los precios para posicionarse frente a los competidores", apuntó.

 

Similar fue el análisis de Marina Banovsky, responsable de Smart en la misma concesionaria. "En Mendoza hay un buen ritmo de ventas y buenos niveles de stock disponibles. Con las bajas de precios, principalmente del Smart ForFour Passion, la marca busca terminar de posicionarse en el mercado", comentó."Lo positivo es que ya hubo reacción por parte del público. Han aumentado las consultas y pronto se cerrarán nuevas ventas", agregó Banovsky.

 

Por su parte, Ignacio Limpenny, gerente general de ventas de Toyota Argentina, señaló ante una consulta de Télam que "tras la retracción de los impuestos internos, aumentaron los volúmenes de comercialización de muchos modelos y se reposicionaron los precios de acuerdo al mercado". En diálogo con la misma agencia, Sebastián Dañil, gerente general de Suzuki, comentó que "la baja de precios del modelo Vitara respondió principalmente a la búsqueda de mayor competitividad en el segmento SUV (Sport Utility Vehicle), que de por sí es uno de los más competitivos del mercado".

 

Fuente: Los Andes