El ministro de Economía, Martín Guzmán, tendrá su primer viaje al exterior desde que asumió su cargo y será en un escenario de relevancia. Invitado por el Council of the Americas, ofrecerá una conferencia en Nueva York el próximo 28 de enero, según pudo saber Infobae de fuentes de esa ciudad estadounidense.

Guzmán presentará el plan económico del gobierno de Alberto Fernández y expondrá sobre el panorama de la reestructuración de la deuda pública de la Argentina en un almuerzo organizado por el Council of the Americas, ante un exclusivo auditorio compuesto por inversores, banqueros y empresarios que esperan información de primera mano sobre la economía del país.

Si bien no se conoce aún una agenda detallada de la misión oficial, se descuenta que el viaje de Guzmán a Estados Unidos incluirá también reuniones bilaterales con bancos internacionales, fondos de inversión y tenedores de bonos de la deuda, en virtud del escenario que atraviesa la situación económica argentina.

Consultados acerca de la realización de este viaje, voceros del Ministerio de Economía declinaron hacer comentarios.

El Council of the Americas es un think tank que define entre sus campos de acción “el desarrollo económico y social, la apertura de los mercados, el Estado de derecho y la democracia en el hemisferio occidental”. En la Argentina, en coordinación con la Cámara Argentina de Comercio y Servicios, organiza anualmente un seminario con la presencia de funcionarios, expertos y empresarios de primer orden.

El primer cara a cara de Guzmán como ministro con los hombres fuertes de Wall Street se dará en el marco de una negociación que todavía no permitió conocer resultados concretos pero que tiene una fecha de cierre. En reiteradas ocasiones, el propio Presidente ha manifestado que espera concluir con la renegociación de la deuda a fines de marzo.

Según pudo saber Infobae de ese proceso, el Gobierno ya transmitió a los bancos interesados en participar de la reestructuración los lineamientos generales que aspira a implementar en la negociación. Entre ellos, se destaca un plazo de gracia de dos a tres años, tanto para el pago de capital como de intereses, y una quita en los cupones que podría llegar al 50%. También se incluyó la intención de evitar las quitas de capital para reducir el riesgo de una avalancha de acciones judiciales, tal como le ocurrió a la Argentina en otras situaciones similares del pasado.

Con estos parámetros como guía, desde los bancos se asegura que el Ministerio de Economía ya les pidió que sondeen a los acreedores para terminar de formular las propuestas. Se espera que en las próximas semanas haya novedades al respecto.

El mensaje que Guzmán brinde en Nueva York frente a los principales tenedores de deuda argentina seguramente impactará en ese proceso de manera de acelerar los tiempos para cumplir con los plazos anunciados por el Gobierno.