Luego de una larga serie de encuentros entre el sector empresario y la parte gremial, representada por la Federación de Obreros y Empleados Vitivinícolas y Afines (FOEVA), finalmente mañana martes se firmará el acta final de las paritarias vitivinícolas para este año. En los papeles, el acuerdo representará un incremento del 15% para los trabajadores de viñas y bodegas del país, en 3 tramos, el primero del 6% desde marzo hasta julio, el segundo del 4% desde agosto a octubre y el tercero, del 5%, para los meses de noviembre y diciembre. Pero, la historia, contada por fuentes del sector, es que el convenio entre las partes había sido de una mejora del 19% aunque, por pedido de la Nación, que exige no exceder el tope del 15%, la firma será por esta última cifra, con un pacto que no aparecerá en el acta de instrumentar una mejora adicional del 4%, entre enero y febrero del 2019.

En el porcentaje de incremento pesó el pedido de la Nación de no exceder el tope del 15% que era, en principio, la pauta inflacionaria prevista para este año, aunque ya los indicadores económicos señalan que ese porcentaje será superior. Como dato a tener en cuenta cabe señalar que la inflación de los últimos 12 meses, según datos del Indec, superó el 25%.

El año pasado se había acordado una mejora del 25% en el salario de los trabajadores y se dejó un sueldo base de 11.479 pesos para operarios de bodega y de 10.957 pesos para obreros de viña. El acuerdo es el más bajo de, al menos, los últimos 5 años, porque en el 2013 lo pactado entre las partes fue del 20%.

El incremento beneficiará a unos 36.000 trabajadores de viñas y bodegas del país, de los cuales un 80% están en Mendoza, un 17% en San Juan y el resto en provincias como Salta, Catamarca y La Rioja.

La negociación había arrancado a fines de febrero cuando el sector sindical solicitó una mejora del 30%, mientras que los empresarios ofertaron el 10%. A partir de entonces se fueron ajustando los números y se habían llegado a cifras del 21%, que pedía el gremio, mientras que los empresarios llegaron a ofrecer el 19%. Pero, en el medio, el miércoles de la semana pasada las partes fueron citadas a Capital Federal, a la sede de la cartera laboral, donde se convino no superar el 15%, en línea con lo que quiere la administración nacional.

 

 


El valor de la gamela
 

Como parte del acuerdo paritario estará incluido el valor de la gamela o tacho de uva, que para esta cosecha será de 10,50 pesos en bruto, mientras que el trabajador recibirá en mano 8,71 pesos. El valor representa una suba del 19% con respecto a la vendimia del año pasado, en la que el monto fue fijado en 8,82 pesos.

 

El convenio

15 Es el porcentaje que aparecerá en el acta de la paritaria, a pedido de la Nación, pero habrá un 4% adicional en el 2019.