El problema de la falta de gasoil, lejos de solucionarse, se profundiza cada día más y la situación se ha vuelto más caótica por las protestas de los transportistas, que han llegado a cortar las rutas con sus reclamos. En San Juan, la situación ya empieza a hacer notar sus efectos por las dificultades de transporte y el sector de la construcción es uno de los primeros en tener las consecuencias, con faltantes de caños para agua potable y cloacas, piezas especiales para las conexiones, hierro, alambre y clavos y paneles metálicos para techos. Como si fuera poco, también hay inconvenientes con la llegada de artículos de almacén, aunque por ahora no hay desabastecimiento, y los elementos para el comercio, como indumentaria y calzado.

"Nos están faltando elementos para la construcción, como paneles para techos que llevan las viviendas del IPV", dijo Enrique Velasco, de la Cámara Empresarial de la Construcción. El dirigente aclaró que "la entrega viene demorada y el proveedor ni siquiera nos da fecha". De seguir así estimó que se puede llegar a demorar la construcción de las casas, para lo cual ya hay plazos establecidos.

A pesar de las promesas oficiales de que la solución está en camino, con un mayor corte de biodiésel por litro y el incremento de las importaciones, las quejas se mantienen, con cortes de rutas en todo el país. Y ya son 21 provincias las que presentan problemas para acceder al combustible (ver aparte).

El comercio sanjuanino también tiene dificultades. Leonardo Borgogno, flamante presidente de la Cámara de Comercio de San Juan, dijo que la llegada de mercadería a la provincia, como indumentaria y calzado, registra atrasos porque los transportistas tienen inconvenientes para conseguir gasoil en la rutas y sortear los piquetes de los últimos días en algunas provincias.

Según un informe nacional, la escasez de gasoil de los últimos meses se explica por tres razones, principalmente: la demanda en niveles máximos históricos porque en algunos sectores se registra una mayor actividad económica; la baja respuesta de la producción local (que se ve reflejada en un menor procesamiento de petróleo y menor obtención de combustibles); y la importación insuficiente de gasoil. Aunque desde la administración nacional afirman que el problema va camino de solucionarse.

Desde Café América, Carlos Icazati sostuvo que "la mercadería no está llegando con regularidad y estamos hablando de artículos en general, desde alimentos como otros elementos de almacén, como jabones o detergentes". El empresario aclaró que por ahora no hay desabastecimiento pero que, de persistir el problema para los transportistas, no puede garantizar qué va a pasar en el futuro.

Desde la Unión Propietarios de Camiones (Uprocam), José Maldonado aclaró que en San Juan todavía no es "crítico" el faltante de gasoil, pero que el problema está cuando las unidades sales a las rutas y tienen que recargar combustibles. En algunos casos tienen que recorrer varias estaciones de servicio para llenar los tanques o aguardar por horas que se haga el reabastecimiento.

Según fuentes del sector transportista, casi un tercio del gasoil que se consume en el país es importado, y la compra afuera se tornó complicada, por faltante o por precio muy alto, a causa del conflicto en Ucrania.

Pero hay además, según los especialistas, una clara falta de planificación estratégica en materia energética, y esa falla se incluye también la falta de conversión del parque automotor a combustibles como GNC o la incorporación de mayor cantidad de vehículos híbridos y eléctricos. En especial, en el parque de transporte urbano, donde siguen predominando el diesel, como en el caso de San Juan, donde hay apenas dos unidades que funcionan con electricidad.

Incluso, por la falta de gasoil a nivel nacional, la Mesa de Enlace lanzó un paro nacional del campo para el 13 de julio.

  • El mapa nacional

El faltante de gasoil en el país se agrava cada vez más y ello se reflejó en el último relevamiento publicado por la Federación Argentina de Entidades Empresarias del Autotransporte de Cargas (Fadeeac). En este sentido, señaló que ya son 23 los distritos de todo el país en los que el transporte de cargas registra dificultades para abastecerse de combustible. La única provincia que no ha reportado hasta el momento problemas de abastecimiento fue Tierra del Fuego.

Los resultados de la encuesta, a más de 1.100 transportistas, forma parte del mapa de abastecimiento de gasoil que fue diseñado por técnicos de Fadeeac y que se conforma a partir de las respuestas de conductores y propietarios de camiones de algunas de las 4.500 pymes que integran las 44 cámaras de transporte nucleadas en la entidad.

De esta manera, el faltante de gasoil se fue complicando cada vez más con el paso de las semanas. A principios de este mes, señalaba que las provincias del Sur argentino carecían de complicaciones de abastecimiento. Ahora, el escenario es distinto. Los relevamientos sobre la escasez de gasoil comenzaron en abril, con Misiones como la más complicada.