Novedad. Los Portho Steaks son el nuevo producto y sólo se comercializan en la sucursal del Patio Alvear. La idea es lanzar nuevos sabores por temporada. 

 

Al momento de la realización de esta nota José Ricardo y Santiago Nieto, padre e hijo respectivamente, participaban representando a San Juan y al país en la ‘Copa del Mundo de la Heladería 2017‘ organizada en Riminí, Italia, y celebraban haber sido seleccionados entre los 10 primeros. Un helado de membrillos a la crema con pistachos, vino Moscatel y jarilla, les aseguró el pase al certamen internacional tras participar en mayo y ganar el primer premio del Gelato World Tour Argentina Challenge, en La Plata. Así, el sueño de una heladería de barrio se transformó en un proyecto que hoy trasciende fronteras y apuesta a la diversificación de productos y franquicias a nivel local.

Cifra
200 mil kilos de helado al año son los que Portho Gelatto comercializa. Cuando empezaron eran 960 kilos anuales.

‘Estamos muy orgullosos con la participación familiar en la Copa del Mundo y más con un producto con componentes tan sanjuaninos, el sólo hecho de haber llegado hasta allí ya es importante‘, comentó Fernando Nieto, gerente de la heladería y quien habló en representación de los competidores.


Portho Gelatto nació en 1998 de la mano de Ricardo Nieto y Carmen Della Sala mediante un crédito del CFI (la firma hoy está en manos de Santiago y Fernando) y este año a través del financiamiento con esta misma entidad y fondos propios, concretaron una nueva línea de producción completa que les permitirá ampliar la capacidad instalada. En consonancia, están tramitando un crédito de la línea global del Banco San Juan para la ampliación de la infraestructura de la planta de producción.

‘El helado artesanal tiene una particularidad que son los ingredientes, las materias primas. Una cosa es utilizar aceite hidrogenado y otra es usar crema de leche‘. 
(Fernando Nieto, gerente)

En vivo. José y Santiago Nieto, con el helado de membrillo que les permitió el pase al concurso en Italia. Allí debieron producir su helado en vivo frente a jurados.

 

‘Es una apuesta, hoy el mercado del helado se está recuperando, estos dos últimos años fueron difíciles porque cayó el consumo y hubo que remarla; la incursión de las grandes cadenas industriales de helado también fueron un golpe para la heladería artesanal, muchos bajaron sus precios para competir, eso actuó en desmedro de la calidad y algunos terminaron cerrando‘, contó Fernando. 


Portho consta hoy de seis locales operando gracias a su sistema de franquicias a la que denominan ‘expansión consolidada‘, porque según Fernando, ‘no es algo masivo sino que tiene que conservar las características del Portho original, un local cálido, con el helado artesanal como estrella por sobre todo‘, explicó. Este año también lanzaron una nueva línea de productos como los ‘Portho Steaks‘, palitos helados con sabores diferenciales como Nutella, Etiqueta Negra o sorbete de chocolate, entre las diferentes variedades.