Las ventas minoristas cayeron 3,5% anual en términos reales durante el fin de semana largo, a pesar de que viajaron por el país más personas que en la misma fecha del 2017, según informó la Confederación de la Mediana Empresa (CAME).

 

Unas 668.000 personas viajaron por la Argentina para descansar en lugares turísticos entre el viernes 17 y el lunes 20 de agosto, lo que representó un alza del 4,5% anual, estimó la entidad empresaria.

 

"Las ventas minoristas vinculadas al sector descendieron, en parte, porque el consumo se repartió también entre el Día del Niño y los viajes", dijo la CAME en su informe sobre el consumo minorista.

 

Según la estimación de la entidad empresaria, las personas que viajaron gastaron unos 1.503 millones de pesos. El gasto directo creció 27,2%, por debajo de la inflación anual. Eso se explica que las personas viajaron más pero se mostraron más medidas en sus consumos.

 

Este año el turismo interno se vio favorecido por el tipo de cambio más alto, que desalentó el desplazamiento hacia países vecinos, como Brasil y Chile principalmente.

 

La estadía media se mantuvo en 2,5 días, con un desembolso diario en promedio por persona de 900 pesos, un 21,6% superior al del año pasado.