La Corte de Justicia de la provincia  decidió otorgarles a los empleados judiciales un incremento salarial del 22 por ciento, igual que el dado por la Provincia a los estatales.

 

El 16  por ciento desde marzo y el resto en agosto.  La acordada incluye la  llamada cláusula gatillo, la cual prevé un reajuste automático si la inflación supera el porcentaje acordado. 

 

Lo otorgado está lejos del pedido realizado por el sindicato que era del 35 por ciento. “Hay expectativas sobre los índices de  inflación del INDEDC”, explicó Sebastián López, presidente del gremio Unión Judicial San Juan.