La estrella. El queso de campo madurado al Syrah es toda una innovación de la empresa que buscó conjugar un emblema productivo de San Juan en sus productos. 

 

Todo comenzó en los ’90, con un tambo de una sola vaca lechera que apuntó a diversificar la economía familiar cuando en Caucete la industria del vino había decaído. Hoy la industria los encuentra con un queso madurado en Syrah que ha sido ganador de múltiples medallas en el mundo de la cata de quesos en Tandil, incluso la de oro en 2011. Una evolución para la familia Márquez basada en el esfuerzo que con su marca Don Francisco, en la actualidad busca posicionarse en la industria de los quesos gourmet para insertarse en el turismo.


‘Participar en las catas nos permitió medir nuestros productos, fue una grata sorpresa el impacto del queso de Syrah y es así que comenzamos a profundizar en los quesos saborizados con los que queremos comenzar a destinarlos al segmento del turismo y así también llegar a otras provincias como Mendoza o San Luis‘, contó Emiliano Márquez, integrante de la firma. Para ello la intención es acceder a un Proyecto Manos a la Obra, con el que puedan obtener moldes de alta calidad que son los que se usan en los quesos gourmet. 

Cifra
3.200 litros de leche diarios son los que produce el tambo, que permiten elaborar cerca de 300 kilos de queso al día. 

El tambo caucetero produce leche de vaca, leche chocolatada, ricotta y quesos. Los inicios fueron con la ricotta allá por el ’96 y luego se diversificaron al resto de los productos lácteos especializándose en los quesos en sus variedades blando, cremosos (Muzarella) y semiduros (Tibo, Gouda y Pategrás) y más recientemente la línea gourmet de condimentados con orégano y ajo o chimichurri, el queso ahumado y por supuesto la innovación de la marca como el queso madurado en Syrah.

 

Para todos. Productos naturales y aptos para celíacos son las características de los lácteos de Don Francisco, según explica el empresario Emiliano Márquez.

‘Nuestro mercado son restaurantes y bares, creemos que con los quesos gourmet vamos a poder cruzar horizontes posicionando a San Juan‘. 
(Emiliano Márquez, miembro de la firma)

Claro está, fue una evolución gracias a la ampliación del tambo con 300 animales en la actualidad, 130 de los cuales son destinados a ordeñe.


‘Hace un par de años accedimos a un crédito del CFI para ampliar la cámara de quesos y con el programa ’Calidad San Juan’ que te subsidian profesionales, pudimos traer a expertos queseros y veterinarios especializados en sanidad animal, eso fue el año pasado‘, contó Márquez. A futuro otro de los sueños es lograr montar una pequeña fábrica de dulce de leche.