Para Sandra Barceló, actual secretaria de Industria, Comercio y Servicios de la provincia, hace falta una reactivación del consumo para que el sector industrial termine de despegar. La funcionaria también pidió un trato igualitario por parte del Gobierno nacional con todas las provincias y destacó el plan de ayudas implementado por el Gobierno sanjuanino, al que calificó de único en el país. Finalmente sostuvo que las empresas locales están en muy buenas condiciones para que, cuando llegue el ansiado despegue, salgan a imponerse con sus productos.

 


-¿Cómo se encuentra hoy la industria sanjuanina?


-Para contestar a esa pregunta hay que ver de qué rubro hablamos. Lo que puedo decir es que hay industrias que han comenzado a tener un repunte, se trata de algunos rubros en particular. Pero lo que hay que decir también es que aquellos sectores que están vinculados en forma directa con el consumo, son las que más están sufriendo. Y los que están relacionados con cuestiones más estructurales, por ejemplo con la construcción, son las que están teniendo una mayor reactivación. También está teniendo un mayor movimiento el rubro plásticos. No se trata nada más que del rubro duro, sino también de las actividades vinculadas.


-En la Nación también se habla de reactivación en el rubro automotriz, pero al parecer acá no ocurre lo mismo...


-Es así porque por ejemplo el sector autopartista no la está pasando nada bien, pero no es sólo el caso de Itec, sino también de otras empresas del sector que dependen, por ejemplo, de las exportaciones a Brasil. Por eso es que sentarse a hablar de cómo está la industria en San Juan es referirse a los distintos sectores, dependiendo de cómo comercializan y hacia dónde.


-¿Qué falta para que las industrias terminen de despegar?


-Primero falta una reactivación del consumo, también falta ponernos en competitividad a nivel Nación y falta nivelar las asimetrías en el país y eso por Constitución es un derecho que tenemos las provincias.


-Para el Norte está el Plan Belgrano, pero falta uno para nuestra región...


-Es así porque no hay un plan para las provincias que estamos desde La Rioja para abajo. Y eso es algo que como provincia no podemos hacer nada, no podemos trasladarnos a otro lado, estamos acá.


-¿Qué pasó cuando fueron a reclamar?


-Desde el Gobierno nacional nos dijeron que San Juan va a tener el túnel, pero eso recién va a ser dentro de diez años. Por supuesto que es una obra muy importante para San Juan, pero qué hacemos mientras tanto. Hay algo a lo que le tenemos que dar una solución ahora, que son las asimetrías y la falta de competitividad.


-¿Qué se ha hecho desde el Gobierno provincial?


-Se ha salido a subsidiar el transporte en el caso de las industrias que sacan sus productos fuera de la provincia y en el caso del agro, cuando se traen productos de departamentos alejados, por ejemplo al Gran San Juan. Esto ayuda, pero por Constitución hay que nivelar estas asimetrías, es un derecho.


-Una queja permanente del sector empresario es la alta presión impositiva. ¿Qué se está haciendo con esa cuestión?


-En el caso de los industriales en San Juan, no pagan Ingresos Brutos, Lote Hogar, tienen disponible un subsidio por empleado de 1.200 pesos, que es el REPIP, y un subsidio al transporte y créditos de un dígito con tasas subsidiadas. Son todos beneficios que no están en ninguna otra provincia. A nivel provincial este Gobierno ya ha hecho todo el esfuerzo presupuestario posible. La Nación sacó una ley para las pymes, que es muy buena, las empresas locales se han adherido, sólo tenemos una diferencia con el Gobierno nacional de cuántas son. Se han hecho todos los esfuerzos de capacitación y hemos traído funcionarios nacionales para que nuestros empresarios se adhieran a la ley.


-¿Y qué falta?


-Ahora el Gobierno nacional está hablando de una reforma laboral para ponerla a consideración después de las elecciones y sería muy bueno que nos llamen a todas las provincias a participar, sobre todo a quienes estamos en contacto con el sector productivo. Sin ninguna duda podría ser el ámbito para empezar a hablar de estas asimetrías porque no son los mismos los salarios que se pagan en San Juan y los de Buenos Aires, aunque están las paritarias. Lo que habría que ver es la forma para quitarles esa presión a los empresarios. Sabemos que el sector tiene una presión tributaria muy alta, porque conocemos un informe que dice que un industrial tiene que pagar 11 impuestos. Para ser competitivos es una situación que tenemos que revisar, aunque desde la Provincia ya más beneficios no podemos dar. Aún así el Gobernador tiene en estudio otro beneficio, que creo que va a ser muy importante y que va a ser muy bien visto por el sector industrial.


-¿Puede anticipar de qué se trata?


-Es un anuncio que va a hacer el Gobernador.


-¿Pueden exportar los empresarios con el dólar actual?


-Sí, se puede exportar, aunque es difícil competitivamente, porque hay costos muy altos, con una recuperación justa o baja. Una vez que se conquista un mercado, es muy difícil salir porque después cuesta mucho recuperarlo debido a que el comprador se lo adquiere a otro, no se va a quedar sin el producto. Por eso insisto con que sí se puede exportar, que la ganancia es muy justa y que algunos lo están haciendo solamente para mantener el mercado.


-¿Con estas medidas sería suficiente?


-Creo que también estarían haciendo falta medidas acordes con la realidad actual del país y reglas claras que le permitan al industrial saber qué va a pasar al corto, mediano y largo plazo. Es que no le puedo decir a un industrial que compre una maquinaria de última generación para ser competitivo y después abrir la importación, porque lo endeudé y ahora lo pongo a competir con esa deuda, más los costos y presión fiscal, agravado con un aumento de la luz, por ejemplo. Por eso lo que se necesita conocer es con qué medidas vamos a contar para el futuro y que el Estado acompañe al sector productivo, que es el generador de la mano de obra privada. Cuando el industrial sienta confianza y estabilidad saldrá a invertir. Lo mismo pasa con el consumidor, porque cuando siente confianza sale a consumir y empieza a funcionar la rueda. Mientras no haya estabilidad y reglas claras será difícil que cualquier sector despegue.

"Falta nivelar las asimetrías en el país y eso por Constitución es un derecho que tenemos las provincias".

"Hay beneficios que no están en ninguna otra provincia. A nivel provincial este Gobierno ya ha hecho todo el esfuerzo presupuestario posible".

-¿Hay toma de créditos en la industrial local?


-Sí, los empresarios están respondiendo y puedo decir que el Gobierno provincial puso a disposición 800 millones de pesos en la línea de financiamiento global para inversión y para remises y los pedidos han superado el monto. Hay avidez por un crédito que es único en el país y a un dígito.

"Lo que le pasa al industrial es que no puede trasladar el incremento de sus costos al precio del producto, porque si no, deja de vender".

-¿Para qué está destinado ese dinero?


-Es para inversión, no para materia prima, para ese sector hay otra línea, que es para lo que nosotros denominamos capital de trabajo.


-¿Cómo influyen la inflación en el sector?


-La inflación incide en los costos, en el caso del industrial de su materia prima. Lo que le pasa al industrial es que no puede trasladar el incremento de sus costos al precio del producto, porque si no deja de vender, como ocurre con algunos artículos que vienen del exterior a costos más bajos. Por eso es que la inflación nunca va a ser buena, ni para el industrial ni para el consumidor.


-¿Qué se puede hacer con los productos que ingresan del exterior, como ocurre con el vino?


-Es fundamental el diálogo y por sobre todas las cosas hay que entender el negocio, y tratar de buscar el equilibrio porque si decido importar algo que sea por necesidad de un mercado, con un alto consumo, y que no va a competir en forma directa y en detrimento de algo que se produce localmente. Debe haber un equilibrio, o hacer entrar algo que no se produce en el país. De todos modos, son decisiones nacionales, aunque desde San Juan ya se lo ha planteado.

"Es que no le puedo decir a un industrial que compre una maquinaria de última generación para ser competitivo y después abrir la importación".

-¿Qué perspectivas observa para la industria sanjuanina?


-Creo que toda crisis es también una oportunidad y esto de la inversión que está haciendo el industrial sanjuanino de tomar créditos, de contar con el respaldo del Gobierno provincial, creo que está en línea de largada para que cuando llegue la esperada reactivación económica pueda salir a imponerse a nivel nacional e internacional. A nuestra industria no le está faltando nada para que eso ocurra.