En el debut en San Juan del nuevo plan del Gobierno que obliga a los comercios a transparentar los precios y colocar el que corresponde a un pago y el que es financiado sucedieron dos cosas: al menos por ahora no bajaron los de contado o en un pago como se esperaba inicialmente, y en cambio sí subieron los costos financieros de los pagos en cuotas.

Ayer se registraron intereses que trepan hasta el 55% en caso de la financiación en 18 cuotas en cadenas de electrodomésticos, cuando hasta la semana pasada llegaba al 47%.

Ante esto, los criterios en el mercado local se dividieron entre los que creen que la medida es negativa porque encarecerá todos los productos, y los que la defienden y aseguran que habrá que esperar un tiempo para que surta efecto y los precios se normalicen.

 


El presidente de la Cámara de Comercio de San Juan, Hermes Rodríguez, rechazó la medida y opinó que perjudicará al comercio. Aseguró que el precio contado no bajó, y que la financiación que antes absorbía el comerciante, el banco y el cliente, ahora recae toda sobre este último por lo que comprar en cuotas es más caro.

‘’Lo que va a pasar es que los comerciantes van a vender menos y van a comprar menos y mal, por lo que la mercadería para la temporada próxima se encarecerá’’, opinó.

En ese sentido, el gerente de una cadena de electro confirmó ayer que los precios por pago contado siguieron intactos y que se ajustaron al alza los de las ventas financiadas.

 

>

p>



En la otra vereda, Marcelo Vargas, desde la Asociación de Comerciantes del Interior, apoyó la medida, que a su juicio ‘beneficia al comercio chico y al cliente’.

Dijo que los negocios chicos debían cobrar más caro si el pago era financiado y el cliente se enojaba, mientras que el negocio grande tenía el mismo precio de contado y cuotas, ‘y lo que vendía de contado era un extra, ahora van a tener que sincerar’’.

Vargas opinó que en un principio los precios subirán, pero después bajarán por la competencia. Por fuera de los ámbitos del comercio también hay criterios disímiles.

En el Gobierno local son escépticos de que los precios ‘transparentes’ logren el efecto deseado por la Nación y fuentes oficiales opinaron que los precios están ‘’lejos de bajar’’.

Pero para el economista Eduardo Coria Lahoz el plan ‘mejorará’ el consumo debido a la información que se le dará al cliente y aseguró que ‘’antes se le mentía al consumidor‘.

‘Por ejemplo, lo que costaba 1.200 pesos de contado y se pagaba en 12 cuotas de 100 pesos correspondía al pago de un costo financiero. Ahora, ese monto no lo debe pagar el comerciante por ende el producto valdrá 950 pesos si se paga de contado‘.

Mientras tanto en las vidrieras locales ya se veía el acatamiento de la normativa: los carteles sólo tienen el precio contado y para financiar con tarjeta hay que consultar.
 

Sin control local

Por el momento en la provincia no se controla el cumplimiento de la normativa de discriminar los precios de contado de los financiados. En la Secretaría de Industria dijeron que aparentemente el control lo hará la Nación, probablemente mediante denuncias por parte de los consumidores. ‘’En Defensa del Consumidor no recibimos ninguna instrucción por parte de la Nación’’, dijeron.