La canasta básica alimentaria (CBA) registró un aumento del 1,78 por ciento en febrero respecto de igual mes del año anterior, mientras que la canasta básica total (CBT) se incrementó 2,63 por ciento en igual lapso, según informó oficialmente el Instituto Nacional de Estadística y Censo (INDEC).

 

 

De esta manera, una familia tipo (dos adultos y dos menores), necesitó 13.673,50 pesos para no ser considerada pobre y 5.626,95 para no ser indigente. Los datos surgen de la lista de alimentos y consumos hogareños que releva el INDEC.

 

Según los datos difundidos esta tarde, un adulto de entre 30 y 60 años, la persona típica para esta estadística, necesitó el mes pasado $1.821,02 para no ser considerado indigente y un ingreso de $4.425,08 para superar la línea de pobreza.