A las 13,30 horas de ayer, y por 42 minutos, hasta las 14,12; San Juan quedó absolutamente sin electricidad por un incidente ocurrido en un campo mendocino y el azar. Un incendio de campo en la localidad mendocina de Lavalle, cercano a las torres con el tendido de la línea de extra alta tensión de 500 kV que vincula las Estaciones Transformadoras Gran Mendoza con Nueva San Juan accionó la protección de la poderosa línea eléctrica operada por Transener, y la dejó fuera de servicio. Esto habría pasado prácticamente inadvertido si no fuera porque justo ayer tampoco estaba operando la segunda línea eléctrica en importancia, la de 220 kV que conecta Mendoza con la vieja ET San Juan y que es operada por Distrocuyo, porque la transportista le estaba realizando un mantenimiento programado de un día. Ante esta circunstancia, la tercera línea que abastece de electricidad desde Mendoza a San Juan, la de 132 kV (también de Distrocuyo) que sí estaba operativa pero es mucho más chica, no pudo soportar el alto nivel de demanda. El apagón generalizado afectó a 226.000 familias según informó Eduardo Tejada, desde la distribuidora local Energía San Juan.

 

El antecedente más cercano ocurrió hace 6 años, el 5 de abril de 2012, cuando una tormenta en Capital Federal provocó una falla que dejó sin energía eléctrica a 7 provincias, entre ellas, San Juan. Pero ahora, este corte total histórico, es el primero ocasionado en la línea de 500 kV. En realidad la línea no se dañó, sino que el humo denso al arder los pastizales cercanos provocó un efecto denominado de "ionización", la línea pierde aislación, causa una descarga a tierra e instantáneamente operan las protecciones, de la misma manera que en el hogar ""salta la térmica" cuando algo anda mal para salvar las conexiones. Pablo Tarca, director Técnico de Transener, explicó a DIARIO DE CUYO que "la situación particular por la cual la salida de una línea en el sistema de 500 kilovoltios tuvo una consecuencia tan importante a nivel demanda, es que el vínculo en 220 kilovoltios estaba fuera de servicio por un mantenimiento programado".

En Transener dicen que la probabilidad de repetición de un apagón así es bajísima.

El directivo de Transener agregó que si no hubiese pasado esto, la falla habría pasado "prácticamente inadvertida". 

 

No obstante resulta difícil explicar a la población los motivos del apagón, cuando siempre se dijo que con la construcción de la línea de 500 kV no se iban a producir más cortes en la provincia. Al respecto, Tarca explicó que "esto fue una situación particular". ""Hoy coincidió una falla en la línea de 500 kV con una indisponibilidad programada en la línea de 220 kV, la probabilidad de repetición de esto es extremadamente bajísima", aseguró.

 

El incendio se produjo a 60 kilómetros de la ET Gran Mendoza y desde Transener explicaron que fue controlado a los pocos minutos y que no debería esperarse ningún otro acontecimiento similar.

 

Gustavo Dondero, desde Distrocuyo, corroboró que la línea de 220 kV que está a su cargo estaba justo fuera de servicio en el momento del incidente. ""Y la de 132 kV que también es nuestra responsabilidad no tiene capacidad para soportar toda la demanda de San Juan y salió por máxima corriente". Por su lado, Eduardo Tejada, gerente de Energía San Juan, explicó que el origen de la falla les fue ajeno, pero que se logró restablecer todo el servicio en la provincia sin consecuencias. ""Hay que destacar que no fue un problema de Energía San Juan sino de la transportista, y tampoco fue tan grave, estamos hablando de un corte de menos de una hora en toda la provincia que no causó daños como cuando se corta una fase, se daña un transformador o cosas por el estilo que demorarían mucho restablecer el servicio. Ha sido algo transitorio", afirmó el directivo local.

 

De todos modos, en el caso de que algún hogar haya sufrido inconvenientes en sus artefactos eléctricos debe acudir al EPRE a realizar la denuncia.

 

Importancia de las líneas de 500 kV  &nb

sp;

 

Las líneas de 500 kV Mendoza-San Juan y la de Calingasta-Rodeo-Iglesia son parte de la conformación de nuevas mallas para el Sistema Eléctrico Nacional, que permiten darle estabilidad y confiabilidad ante eventuales falles, según explican en el Ente Provincial Regulador de la Electricidad. Al formar parte de la red de Extra Alta Tensión del Sistema Argentino de Interconexión (SADI) la Nación tuvo una importante participación con un aporte del 49% del costo de la línea de 500 kV Rodeo Calingasta y del 70% en la línea Mendoza-San Juan. Estas líneas se conectan hacia el Sur con la ET Gran Mendoza y hacia el Norte seguirán en el futuro hasta La Rioja. Cuando esa línea este terminada, San Juan ya no será una provincia terminal sino que formara parte de un anillo energético y si se corta el suministro por un lado, se puede conectar y abastecerse por el otro.

En los últimos meses del 2017 el Ente Provincial Regulador de la Electricidad junto con el Gobierno de la provincia avanzaron en el proceso de licitación del tendido que conectará la Estación Transformadora San Juan (ubicada en Rivadavia) con Rodeo, en Iglesia, un tramo de 167 kilómetros de cables de acero en 500 kV. Esta es una obra presupuestada en orden a los 1.800 millones de pesos.

El corte en la ciudad

 

 

La interrupción eléctrica ocurrida ayer no causó más inconvenientes en la ciudad porque se registró a la siesta, cuando había terminado la media jornada laboral. No obstante hubo inconvenientes en las calles porque dejaron de funcionar los semáforos, y los supermercados, shoppings, sanatorios y clínicas debieron recurrir a los sistemas de generadores y grupos electrógenos para continuar con la atención normal. La ciudad además fue testigo de la desesperación de muchos vecinos que quedaron atrapados en sus departamentos, consorcios o cocheras, donde las puertas y portones se accionan con electricidad. Ante la ola de calor también se extrañaron los equipos de aire y ventilación y también algunos edificios se quedaron sin agua porque las bombas no contaban con energía.

Afortunadamente como el corte fue relativamente corto, no se conoce que los comerciantes hayan tenido que tirar mercadería ni afrontar costos extras por alguna causa de este tipo en sus negocios.