Hace tres años Dini Rasul, sufrió un accidente terrible accidente. Luego de teñirse el pelo, su rostro comenzó a hincharse como una pelota hasta quedar irreconocible, llegando al límite de no poder hablar ni respirar.

 

La joven sobrevivió, pero no aprendió la lección y al parecer olvidó lo que le ocurrió y volvió a teñirse el cabello. Pero esta vez la reacción alérgica casi le cuesta la vida.

 

 

Los médicos le confirmaron que era alérgica a la parafenilendiamina (PPD), un producto que forma parte del tinte para el cabello.

 

Desde entonces Dini decidió hacerle la guerra a los fabricantes de este tipo de productos tan nocivos, y quiere que se prohiban en el Reino Unido.