Clara Cecilia Rossi tiene 74 años, es de Río Cuarto, Córdoba, y si hay algo que no le falta en la sangre es ritmo. Uno podría pensar que por eso le dicen “Chispita”, aunque su apodo es algo que viene de antes, cuando era pequeña y su familia decidió bautizarla con ese nombre. Ahora, la mujer, que es enfermera jubilada, se volvió una sensación, luego de que su nieto publicara a redes sociales un video en el que baila al compás de “La pollera amarilla”, la canción de cumbia de Gladys “La Bomba Tucumana”.

 

 

Su nieto Joaquín Etcheverry subió la filmación a Facebook y en pocos días el video consiguió más de 16 millones de reproducciones. El video fue visto hasta por la propia Gladys,quien le mandó un mensaje felicitándola. “¡Doña Clara! ¡No sabés cómo te busqué! Quería saber quién eras, sos una diosa, te amo. Cómo me gustaría conocerte. Vamos a ver cómo hacemos para abrazarnos”, le escribió la cantante tropical en el mensaje, además de compartir el video en su página personal.

Joaquín, consigna el diario La Voz, le dijo a su abuela que iba a poner unos temas de música en su casa del barrio Buena Vista. Y así lo hizo. Lo que no imaginó fue que Doña Clara bailaría al compás de la cumbia, de la electrónica y otros ritmos y que se volvería viral en las redes sociales. Clara o “Chispita” confesó en diálogo con el canal local Primero Noticias que su idea era“reírse con su familia”.

 

 

Pero la emoción se multiplicó después del saludo de Gladys. “No lo podía creer. La música me gusta toda, todo lo que es alegre”, dice Doña Clara o “Coca”. Y luego cuenta su historia:dice que fue enfermera durante 32 años, que se jubiló en Fundadic, una clínica psiquiátrica y que siempre le gustó divertirse y divertir a los demás. “Esa es mi forma de vivir”.

 

Doña Clara estuvo casada con Rubén, quien falleció hace ocho años. Juntos tuvieron dos hijas, Marisel y Patricia, quienes le dieron tres nietos varones: Joaquín e Iván, que son bailarines de folklore, estudian y trabajan, y también un nietito que tiene solo días y se llama Nahuel.

 

Chispita, que en junio cumplirá 75, asegura que tiene una vida linda y que siempre piensa en “positivo”. “Siempre elegí ser alegre”, sostiene. Pero en su vida no todo fue siempre alegría. Su mamá y uno de sus hermanos murieron cuando ella tenía tres años. Por eso Doña Clara asegura que se aferró mucho a la vida. “Siempre pensé, el día que tenga una familia la voy a disfrutar. Siempre empujando, ayudando a mi familia. Esa es mi forma de vivir, es muy simple”.

 

Fuente: Diario La Voz.