Jen, una artista especialista en Body Painting, compartió en sus redes sociales las fotos y el video del momento en el que llevó a dos de sus modelos a entrenar a un gimnasio ¡con ropa pintada!

 

Así es, las jóvenes pasaron totalmente desapercibidas en un primer momento, hasta que le preguntaron a la recepcionista del lugar si no notaba algo extraño en ellas. Después de pensarlo unos segundos, lo capto. No eran calzas y tops reales lo que esas chicas estaban luciendo.