Dedicando sus vidas enteramente a la oración, el silencio y la soledad y dejando sus conventos solo para citas médicas, las monjas carmelitas pueden parecer la antítesis de la época moderna. Su repentina aparición fuera del monasterio y en plena Londres llegó a convertirse en todo un éxito viral.

 

 

Ben Patey, de 33 años, se encontraba en un tren cuando vio a un grupo de monjas en la plataforma de la estación del metro Seven Sisters (Siete hermanas, en inglés). El londinense, asegura que vio justamente siete monjas, no pudo resistirse y tomó una foto de las carmelitas al lado del nombre de la estación.

 

"Tuve que tomar la foto dos veces. Fue uno de esos momentos extraños pero divertidos", comenó Patey a 'The Express'.

 

 

Sin embargo, muchos internautas afirmaron que en la foto había, en realidad, no siete, sino ocho monjas. Una de las carmelitas simplemente no se veía detrás de una columna. Asimismo, otros usuarios de Twitter respondieron que, independientemente de la cantidad real de monjas, esta imagen simplemente les alegró el día.