Theresa Caputo alcanzó la fama con su programa televisivo 'La Medium', donde la mujer asegura que puede comunicarse con los muertos. La serie sigue la vida de Caputo mientras balancea su complicada agenda de clientes con sus compromisos familiares.

 

La médium ha sido criticada por aprovecharse de las personas con fuertes pérdidas emocionales; Caputo ha sido llamada ‘charlatana’ en múltiples ocasiones. A pesar de esto, miles de personas continúan buscando sus servicios profesionales.

 

TLC, la cadena televisiva donde se transmite su serie, ha sido criticada por eliminar del programa los errores que Caputo comete durante sus lecturas, lo que a su vez le ha generado una gran suma de dinero a la mujer que tiene tantos clientes, que su lista de espera es de dos años.

 

¿Es Theresa Caputo una honesta trabajadora o una charlatana?

 

Lectura en frío

 

Según sus detractores, Theresa Caputo utiliza una técnica llamada ‘cold reading’ o ‘lectura en frío’. Al hacerlo, es posible convencer a las personas que conocemos más de ellas de lo que es plausible. Esto se logra analizando a los clientes y su lenguaje corporal, su edad, vestimenta, estilo, género, orientación sexual, religión, origen, nivel educativo y su forma de hablar. Alguien que realiza lecturas en frío es capaz de adivinar cosas sobre la persona a quien está leyendo, y puede después verificar si está en lo correcto o equivocado con sólo observar sus reacciones.

 

Quienes la defienden, comúnmente son personas que han acudido con ella u otros psíquicos. Gente con pérdidas emocionales que, según expertos, les hacen vulnerables a charlatanes, quienes aprovechan al cegador dolor como una máscara para engañar a las personas.

 

Pero también hay estudios científicos que podrían proteger a gente que, como Caputo, gana la vida con este tipo de trabajo.

 

En la Universidad de Cornell, el doctor Daryl Bem estudió a mil voluntarios para ver si tenían poderes psíquicos (con los que podemos predecir eventos del futuro). De todos, sólo uno carecía de estas habilidades. Muchos escépticos criticaron el trabajo de Bem, uno de ellos era el psicólogo Joachim Krueger, quien después de analizar la metodología del investigador dijo: “Francamente, todo parece estar en orden”. Aunque esto es muy diferente a poder hablar con los muertos, cada vez se realizan más estudios que revelan que varios sucesos sobrenaturales podrían ser reales, como es el caso de los investigadores de la Universidad de Southampton, quienes descubrieron que las experiencias cercanas a la muerte (ECM) son reales y que parecen no tener explicaciones científicas.

 

Testimonio

 

Un residente de Long Island reveló que a pesar de pasar seis horas filmando un segmento para un episodio de la temporada 6 de la serie de Theresa Caputo, ella no cree que va a ser vista en su vida.

 

“Justo cuando ella salió de la casa le dije, ‘Wow, eso no es lo que esperaba’”, le dijo la mujer a Radar Online a principios de este verano. “No creo en ella. ¡Creo que está llena de mierda!”

 

Ella continuó diciendo que mientras Caputo dice no tener conocimiento previo de las vidas de sus clientes, uno de los ayudantes de la autoproclamada psíquica la interrogó acerca de su difunto marido.

 

“La asistente me dijo que le dijera todo sobre la muerte de mi marido, así que lo hice”, dijo la mujer. “Me prometió que no le diría a Teresa, pero ella totalmente podría habérselo contado todo”.

 

Además, parece que los clientes son entrenados sobre qué decir durante su introducción.

 

“Después de nuestro saludo – que tuvimos que filmar dos veces porque yo no dije las cosas correctas – Theresa pasó más allá de mí y empezó a hablar con su equipo”, dijo la mujer.

 

Rodar la lectura tomó seis horas, y en última instancia, resultó decepcionante.

 

“Ella no acertó en algo sorprendente, y se puso muy agitada y enojada cuando la corté”, dijo la mujer. “Me negué a fingir y llorar ‘¡Oh, Dios mío, tienes razón!’” La única cosa que ella hizo bien, que en un principio me impactó, fue que me dijo que a mi hijo le gustaba ver Bob Esponja en las mañanas”.

 

Pues resulta que, sin embargo, su equipo había hecho algunos ajustes en la habitación del hijo – incluyendo asegurarse de que su juguete de peluche Bob Esponja estaba encaramado visiblemente en su cama.

 

“Creo que Teresa es una farsante”, concluyó la mujer. “Yo no creo que ella realmente le diga una mierda a la gente que conoce. Es todo para las cámaras”.