No se puede creer todo lo que se lee en las redes sociales. En Brasil, una turba de 200 personas estuvo a punto de linchar a una pareja de esposos debido a una confusión provocada por una falsa acusación en Whatsapp. 

 

Un niño había sido ‘secuestrado’. Esta simple oración, creó alarma y confusión entre los vecinos del municipio brasileño de Araruama, quienes en cuestión de minutos viralizaron a través de la aplicación de mensajería  este supuesto ‘caso’,  informó la policía.

 

Una pareja de esposos que vendían productos lácteos en diferentes comercios del balneario, fue interceptada por un grupo de personas. Los golpearon y los detuvieron en una transitada calle. 

 

El auto donde se trasladaban fue cercado, luego de que el texto difundido a través de Whatsapp describiera a la perfección el carro donde supuestamente habían secuestrado a un menor y que casualmente encajaba en la descripción del auto de los comerciantes. La pareja se salvó de un posible linchamiento porque permaneció dentro de su unidad mientras la multitud lo golpeaba e intentaba voltearlo hasta que llegó la policía.

 

Luiz Aurelio de Paula, propietario del vehículo dijo que intentó conversar con sus agresores pero no le hicieron caso, además pidió que verificaran su versión con las personas a las que previamente les habían entregado mercadería. 

 

Con la llegada de la autoridades a la zona se impidió que los inocentes sean agredidos. Lo que los oficiales no pudieron evitar, fue que una mujer prendiera fuego al vehículo cuando ya estaba vacío. "Había un ánimo de odio entre los agresores. Querían agarrar a la pareja para lincharla", dijo el subcomandante de la Guardia Civil de Araruama, Alex Silvestre.