Una reciente grabación muestra los efectos de la adicción al 'spice', uno de los nombres de la marihuana sintética, que hace que sus víctimas pierdan el control del cuerpo y la mente, y que en casos extremos puede causar la muerte. Dos adictos a esta sustancia han sido grabados en el centro de la ciudad británica de Derby, donde el tráfico y el consumo de esta droga ha alcanzado niveles alarmantemente altos, informa 'Mirror'. 

 

El video demuestra a un hombre tambaleándose como un zombi a punto de caerse al suelo a plena luz del día, mientras los peatones pasan por su lado. El otro hombre que aparece bajo los efectos de la sustancia está acurrucado en un banco no lejos del primero. Los dos llevan una capucha que les cubre la cara.

 

 

 

El tráfico y consumo de marihuana sintética se ha convertido en un problema social acuciante para la ciudad de Derby. "En las últimas semanas y meses el problema ha empeorado", comenta Hardyal Dhindsa, comisario de Policía del condado de Derby, que añade que la Policía está trabajando para que disminuya el consumo de drogas y alcohol en las calles.

 

La marihuana sintética se obtiene al pulverizar una sustancia química que imita los efectos del tetrahidrocannabinol y con la que se rocía cualquier hierba seca, de manera que se asemeja a marihuana, aunque sus efectos pueden ser 100 veces más potentes. El producto final se conoce como 'mamba negra', 'K2' o 'spice'. A pesar de que la sustancia está prohibida en varios países, sigue siendo muy popular y fácil de comprar. Además, no aparece en los análisis de orina, por lo que esta droga no puede ser detectada.