La final en un partido de tenis es una cosa seria y la alemana Andrea Petkovic lo sabe. Por eso, para descomprimir el ambiente se puso a bailar en medio del encuentro y generó un momento distinto. Hasta se prendieron el público, el “umpire” y su rival, la suiza Benlinda Bencic.

 

A pesar del “Petkodance”, perdió 3-6, 6-4 y 10-4.