Cesária Evora, la voz más importante de Cabo Verde y una de las más relevantes de toda África, se apagó ayer a los 70 años. Su salud había empeorado notablemente en los últimos meses, tras el infarto cerebral que padeció en 2008. El fallecimiento de "la diva descalza", que hizo famoso el tema Sodade (nostalgia), entre otros, conmocionó a su país (que decretó dos días de luto) y a los seguidores de la cultura lusófona. Recibió distinciones como el Premio de la Música de la Unesco, un Grammy a Mejor Álbum (2004) y la consideración de Caballero de la Legión de Honor de Francia.