Araceli González, una de las mujeres más bellas del país, saltó a la fama desde una publicidad televisiva primero y con su romance ficticio con Adrián Suar en La Banda del Golden Rocketk, luego trasladado a la vida real. En ese momento, su marca personal fue el pelo corto, que pronto comenzó a ser copiado por gran parte de las adolescentes.

 

Si bien mantuvo ese corte carré durante varios años, con mínimas modificaciones, finalmente Araceli dejó crecer su cabellera.

 

Sin embargo, su próximo papel la hizo volver sobre sus pasos. Y en la obra Los puentes de Madison, junto a Facundo Arana,  volverá a su estilo original. ¿Qué tal?