"Estoy muy feliz por haber representado a San Juan caracterizando a Nazario Benavídez en el momento posterior a la batalla de Angaco. Es un premio que le debía a San Juan", expresó ayer a DIARIO DE CUYO el sanjuanino Mariano Montaña, nuevo campeón de Malambo Veterano del Festival Nacional de Laborde, que debido a una lluvia torrencial suspendió la premiación para el mediodía de ayer. 


Mariano fue uno de los dos finalistas por San Juan junto a Javier Recabarren, quien no pudo sortear la última etapa en el rubro Locutor animador, en la velada que se vivió el sábado pero por la tormenta se interrumpió pasadas las 4 de la madrugada. Así, el bailarín de 48 años se convirtió en el único artista de la delegación que fue este año a Laborde en traer un reconocimiento a la provincia, tras vencer a Santiago del Estero y Santa Fe. Fue discípulo de Abelardo "Chiquito" Aballay y Juan Carlos Basso, entre las décadas de los '70 y los '80; luego emigró a La Plata para estudiar Medicina y allí integró el Ballet Folclórico Nacional. "Hace unos dos años, pegué la vuelta. Acá tengo a mis padres y mi hermano mayor. Sergio González -el actual delegado de la embajada que fue a Laborde- al igual que Juan Pelletier, fueron alumnos míos", manifestó el ganador que como parte de su cuadro hizo que se leyera un poema de Hebe Andraca para resaltar el aire de estos pagos en una producción para la que tuvo que llevar a cabo una investigación histórica. 


Montaña ganó el Pre Cosquín en 1995 con malambo norteño y con malambo sureño en 1997, y obtuvo una mención especial como aspirante en el '96 y en '97; siempre por la provincia la Buenos Aires. Por esta razón, él subrayó que traer este título a su ciudad natal "representa una emoción muy grande". 


"¿Si voy a volver el año próximo? Con esto ya alcanza, por ahora, voy a disfrutar de esto tranquilo", reflexionó. 
 
 

Como Nazario Benavídez. Mariano Montaña, ganador en Malambo Veterano.  <

/figcaption>