El actor Federico Luppi transita un momento delicado de salud. Fuentes cercanas al actor de extensa trayectoria indicaron  que la semana pasada se golpeó la cabeza contra una mesa de luz y tuvo que ser internado por un coágulo cerebral. Días después le dieron el alta pero el domingo pasado sintió mareos y tuvieron que internarlo nuevamente en el Hospital Fundación Favaloro.

 

La semana pasada el actor viajó junto a su hijo Gustavo y su mujer Susana Hornos a Uruguay para declarar en la causa por la cuota alimentaria de su otro hijo, Leandro. A su regreso, se golpeó involuntariamente contra una mesa de luz, lo que provocó el coágulo cerebral.

 

En las últimas horas comenzaron a circular rumores que indicaban que Luppi había sufrido un ACV, pero su mujer, la actriz Susana Hornos, se encargó de desmentirlo en Twitter. "Está delicado pero no tiene un ACV", manifestó.

 

A fines de marzo el actor de 81 años contó, en su última entrevista hasta el momento, que recientemente había sufrido algunos problemas de salud, aunque no les dio mayor importancia. "Estoy intentando recuperarme de una caída… Por una retención de líquidos tuve que internarme, pero estoy bien de salud", manifestó el artista de más de medio siglo de trayectoria en diálogo con Mauro Viale por Radio Uno.