Por las galerías del Museo Franklin Rawson pequeños artistas en potencia están concentrados en la tarea, aunque los murmullos, sus voces y sus risas se escapan sin querer. Hojas, crayones y pinceles se ven por todas partes. En el primer piso, hay un silencio inquietante por los pasillos, pero al abrir la puerta de una sala pequeña, se encuentran jóvenes creando música espontáneamente y a todo volumen.

 
Se trata del Taller de Ritmos Musicales, una de las nuevas propuestas que ofrece la Colonia Artística de Verano Vacacionarte para esta temporada 2017. En el mencionado espacio didáctico, dirigido por Renzo Nievas y Leonardo de la Fuente, los chicos son compositores de su propia obra. Juegan con el toc-toc y con el ukelele. A las niñas les parece más divertido usar el piano-melódica, un pequeño teclado digital con un pico donde, con un soplo, es capaz de emitir notas de melodías fáciles de aprender. Como el eje transversal para todos los talleres de la colonia es el concepto de la "Identidad", los chicos se reconocen a través de sus intervenciones sonoras. Pueden descubrir a través de los sonidos elementos urbanos típicos del lugar donde cada uno vive. Se dividen en dos grandes grupos, como si fueran bandas musicales y la consigna es poder crear con los instrumentos un tema musical desde cero. Para ello, practican con los instrumentos y todo lo que tocan se graba en la computadora; con un sintetizador crean secuencias digitales y compilan para hacer la pista de ritmos. Todo es objeto de experimentación utilizando recursos electrónicos y tradicionales. "Los chicos juegan, prueban y registran todo. Por ejemplo, la clase anterior, creamos ambientes para narrar un cuento, entonces los chicos emularon efectos de lluvias y tormentas con los instrumentos. Fue muy divertido para ellos", cuenta el profesor Renzo. Cuando finalice la obra, dicha producción será expuesta en la muestra final prevista para el próximo 3 de marzo. 


En este verano aumentó la cantidad de participantes, de alrededor de 330 chicos se llegó a casi los 400.

La mayoría está integrada por adolescentes a partir de los 13 años hasta los 18. Distribuidos en varios grupos que van rotando en cada taller según un cronograma establecido. Entre los talleres novedosos está el de Yoga, que tuvo también un gran impacto y entusiasmó a los jóvenes. El profesor Sergio Perramón, junto a Agostina Silva, son quienes están a cargo de la novedosa propuesta de esta disciplina oriental, que se practica en la Sala 1, rodeados de pinturas y esculturas instaladas en la exposición de pintores sanjuaninos. El espacio es ideal para ellos: "Es una muy buena experiencia que se da en este lugar. Los chicos vienen a divertirse y aprender jugando. Conocen y observan en qué consiste esta disciplina, cómo trabajar el plano espiritual, físico y mental que tiene el yoga. A través de ello, logran una conexión con su propio ser". 

 

Los jóvenes, con posturas y técnicas especiales, practican rodeados de obras de arte. 
El trabajo colectivo es una de las características a la hora de crear murales. 
Silencio, genios creando. Una de las atracciones novedosas del Vacacionarte es la posibilidad de generar melodías y ritmos usando instrumentos electrónicos digitales.  
El hip hop y dance hall son los ritmos preferidos y se expresan sin límites en el escenario. 
 

 DATO 
La muestra final de Vacacionarte expondrá el resultado de todo lo trabajado durante la colonia. La fecha de la exposición será el 3 de marzo.