Muchas cosas han pasado en la vida de Javier Acuña desde que -con el primer concurso de intérpretes de La Ventana en su haber- armó las valijas rumbo a Buenos Aires, buscando su destino. Mucho cambió desde Coronados de Gloria -el reality musical de Canal 9 que en 2007 lo contó entre sus 4 finalistas y le abrió las puertas a un escenario desconocido- hasta el premio Gardel que acaba de recibir por su segundo disco, El pueblo de amor, ostentando el orgullo de ser el primer sanjuanino en ganarlo. Sin embargo, varias cosas se mantienen inalterables: su cara de nene, su sonrisa franca y su entrañable amor por sus pagos, que visita cada vez que puede. Es que su San Juan, y especialmente su Albardón, fue la tierra donde germinaron esos sueños que -casi como un juego- abrazó desde niño en aquellas reuniones familiares animadas por el abuelo Pascual, donde ya despuntaba sus dotes de músico y cantor. Pagos que lo cobijaron en los años de incertidumbre y que también lo soltaron para buscar nuevos rumbos, sabiendo que siempre volvería a sus raíces. Con todas esas experiencias en su mochila y tras ganar el máximo galardón de la industria musical nacional, esta noche desde las 22.30, el joven cantautor de 27 años volverá a cantar en San Juan. El Casino del Bono Park (con entrada libre) será el punto de reencuentro con su gente y afectos, que forman parte de una historia que él repasó con DIARIO DE CUYO, a través de fotografías.