Pese a tener mujeres bellísimas, los divos del espectáculo no pueden con sus genes y resultan ser bastante infieles. En la lista, se encuentra el actor Brad Pitt que estando con Jennifer Aniston inició su relación con Angelina Jolie; Jude Law que traicionó a la actriz Sienna Miller con la niñera de sus hijos; el actor Hugh Grant, cuyos affaires provocaron la ruptura con la actriz Elizabeth Hurley; el español Alejandro Sanz al que luego de sus amoríos con una peluquera, su mujer Jaidy Mitchel le pidió el divorcio; y Marc Anthony quien se enamoró de la escultural Jennifer López cuando todavía estaba casado.