Buenos Aires, 11 de marzo.- Un fotógrafo estadounidense logró capturar una foto única: un pájaro con nueve patas. Sin embargo, minutos más tarde se llevó una gran sorpresa cuando, debajo de sus alas, salieron algunos pichones que se cobijaban del frío.

“Durante la primera semana de vida, las crías son incapaces de mantener su propio calor corporal. Ellos deben volver periódicamente junto a su madre para cobijarse bajo sus alas”, contó el fotógrafo según publicó el diario británico Daily Mail.

Sobre la imagen, el hombre explicó que hay cuatro polluelos debajo del pájaro mayor. “La pata de uno de los piñones quedó tapada por otro, por eso sólo se pueden contar nueve”, agregó.