Las lluvias e inundaciones que se registran en Perú desde hace meses ya causaron al menos 43 muertos, 72 heridos, once desaparecidos y 56.000 damnificados, según informes oficiales.

 

Las cifras del Instituto Nacional de Defensa Civil (Indeci) agregaron que el fenómeno climático ha destruido 6.500 viviendas, 27 escuelas y un centro de salud.

 

Los informes por regiones del Indeci, que fueron actualizados hoy, precisaron la situación de la emergencia en varias zonas del país, sobre todo en la costa norte, duramente afectada por las lluvias. En Lima, las lluvias provocaron la crecida del caudal del río Rímac, que se desbordó a su paso por el centro histórico de la capital peruana e inundó el Parque de la Muralla, que exhibe parte de la antigua muralla que protegía la ciudad durante la época colonial.

 

Las aguas llegaron hasta un estacionamiento bajo la zona conocida como Polvos Azules, en cuya parte superior existe un parque en homenaje a la cantautora Chabuca Granda y que está situado a solo una calle del Palacio de Gobierno.

 

El ministro del Interior, Carlos Basombrío, declaró que las autoridades no pueden ocultar que Perú afronta "un empeoramiento de la situación climática". "Tenemos numerosas regiones del país en la que esto está ocurriendo simultáneamente, en Lima está ocurriendo en varios puntos. Estamos desplegando no menos de 1.000 policías, pero necesitamos la colaboración de la población, no es el momento de ponerse a tomar fotos del río, de pasar por esas zonas", enfatizó.

 

El Gobierno de Perú anunció además que destinará 226 millones de euros para la reconstrucción de las regiones norteñas de Piura, Tumbes y Lambayeque, las más afectadas por el fenómeno climático.