El escándalo de Facebook por la filtración de los datos de sus usuarios en marzo pasado aún deja secuelas. Las acciones de la red social se desplomaron hoy en la apertura de la bolsa de Nueva York, luego de que la compañía presentara ayer un mal balance del primer semestre de 2018, que reflejó el estancamiento en el aumento de usuarios.

 

Después de perder hasta un 19,6% al comienzo de las operaciones, los títulos de la compañía caían un 18,16% a 177,99 dólares, lo que se traduce en una pérdida de capitalización bursátil de 114.000 millones de dólares. Arrastrada por estas pérdidas, el índice tecnológico Nasdaq cae 1%. Para el CEO de la compañía, Mark Zuckerberg , representa una pérdida de 17.000 millones de dólares.

 

El balance de ayer fue el primero que presentó la empresa desde el estallido del escándalo de la consultora política Cambridge Analytica, que obtuvo en forma inapropiada los datos personales de 87 millones de usuarios de Facebook.

 

Aunque el número de usuarios activos mensuales de Facebook aumentó un 11% en el periodo interanual a 2230 millones al 30 de junio pasado, y su facturación subió durante ese lapso 42% hasta 13.200 millones, los observadores esperaban mejores cifras.

 

Un golpe para los actores del mercado, también fue que el grupo advirtió que la desaceleración del crecimiento y el aumento del gasto continuarían en los próximos meses.

 

"La caída de los precios fue impulsada por los comentarios de la gerencia, que siempre adoptó una postura muy cautelosa, sobre la desaceleración en el crecimiento de las cifras de negocios después del trimestre en que la compañía por primera vez (desde su entrada en la bolsa) decepcionó en términos de ingresos por publicidad", según los analistas de la firma Goldman Sachs.

 

Aunque los ingresos estuvieron por debajo de los estimados de Wall Street, fue por apenas 1%. Las ganancias, en tanto, excedieron los pronósticos.

 

"Nuestra comunidad y negocios siguen creciendo rápidamente. Estamos comprometidos en invertir para mantener a la gente segura y salva y a seguir construyendo formas significativamente nuevas de ayudar a conectarse", dijo ayer Zuckerberg .