Al igual que ocurrió en España la cita de estilo entre ambas argentinas era de las más esperadas. El presidente Mauricio Macri inició este lunes las actividades agendadas en su visita oficial a Holanda: los reyes Guillermo y Máxima dieron esta mañana la bienvenida oficial al presidente argentino y a su esposa, la primera dama Juliana Awada, en la Plaza Dam de Ámsterdam.

 

En esta visita de tres días de duración ambas se enfrentaron a su tercer duelo del estilo. Lucieron distinguidas y sofisticadas. Aunque coinciden en cuanto a la formalidad sus looks reflejan el sello propio, por un lado la sobriedad de Awada y por el otro los accesorios trendy que fascinan a Máxima.

La primera dama se inclinó por un traje off white de corte 3/8 con detalles en perlas de diseño nacional, completó con stilletos y clutch nude y cabello recogido formal. Sin complementos ni joyas.

 

Por otro lado, Máxima se destacó por un equipo de tres piezas compuesto por falda estampada en flores, top y saco negro. El detalle que acaparó todas las miradas y que suele elegir en diversas ocasiones fue el sobrero de mimbre con una estética oriental que acompaño con importantes joyas de la corona. A su vez, llevó guantes, un clutch en tono mostaza.

 

Con un contraste de tonalidades, las argentinas coincideron en cuánto al recogido descontracturada, el maquillaje neutro y las perlas.