Se llama Babis Anagnostopoulos, es griego, piloto de helicópteros y asesinó a su esponsa inglesa Caroline Crouch. 

El hombre, de 33 años, tras matar a su mujer de 20, armó toda una escena y sostuvo una historia durante un mes, incluso por canales de televisión, pero todo se desmoronó. 

Finalmente, admitió su crimen y la indignación contra él no tiene parangón. 

La escena del crimen 

Ahora, Anagnostopoulos está acusado, pues admitió haber asesinado a Caroline, a principios de mayo.

Por más de un mes sostuvo que su esposa fue asesinada durante un violento robo en su casa en Glyka Nera, en las afueras de Atenas. El piloto llegó a aparecer en televisión nacional contando su 'versión' de lo ocurrido, han publicado en Grecia.

Caroline era británica y creció en Grecia. Fue hallada muerta en su habitación el 11 de mayo, tras denuncia de su esposo, quien llamó a la Policía. Dijo que la habían estrangulado unos ladrones extranjeros que irrumpieron en su propiedad, ataron a la pareja y amenazaron con matar a su bebé, tras lo cual huyeron con 18.000 dólares.

FUENTE: MDZ