Más de 18.200 palestinos murieron y casi 50.000 resultaron heridos en la actual ofensiva de Israel contra el movimiento islamista palestino Hamas en la Franja de Gaza, informó hoy el Ministerio de Salud local.

El vocero del Ministerio de Salud, Ashraf al Qodra, acusó a Israel de la muerte de cientos de heridos que esperaban ser trasladados a Egipto desde Gaza y de haber impedido que otros cientos de heridos se atendieran en hospitales del norte del territorio, devastado por bombardeos.

Al Qodra dijo en un comunicado que los bombardeos israelíes en ese territorio palestino causaron al menos 18.205 muertos desde que empezó el recrudecimiento del conflicto, el 7 de octubre, entre Israel y Hamas, que gobierna en Gaza.

Otras 49.645 personas resultaron heridas en esos ataques, agregó la nota, informó la agencia de noticias AFP.

Israel lanzó su ofensiva en Gaza, la quinta desde 2007, luego de que milicianos de Hamas se infiltraran en Israel el 7 de octubre, asesinaran a 1.200 personas, en su mayoría civiles, y tomaran a más de 240 rehenes.

El vocero Al Qodra, que es funcionario del Gobierno de Hamas, dijo que pedía a los equipos médicos "de todo el mundo" que acudan a la Franja de Gaza "a salvar las vidas de los heridos".

"Hemos perdido a cientos de personas que resultaron heridas y estaban esperando a ser trasladadas fuera de la Franja para recibir tratamiento médico", señaló.

"Las fuerzas de ocupación han impedido a los heridos recibir tratamiento en los centros médicos del norte de la Franja de Gaza dada la imposibilidad de desplazarse", agregó.

Además, acusó a las autoridades de Israel de tener como "objetivo directo" de sus ataques los hospitales y centros médicos gazatíes, que sufren una "escasez aguda de medicamentos y material sanitario".

Los hospitales de la zona siguen funcionado con "métodos primitivos" y falta de "anestesia", dijo.

El funcionario acusó a Israel de ejercer la "piratería" a la hora de congelar los recursos palestinos obtenidos mediante la recaudación de impuestos.

"Esto se refleja en todos los aspectos, especialmente en el sector sanitario, que sufre fuertes recortes e interrupciones del funcionamiento debido a la inhabilidad de pagar los suministros necesarios", puntualizó.