El Gobierno estadounidense prohibió desde este martes que los pasajeros de ocho países de mayoría musulmana lleven en su vuelo aparatos electrónicos de mayor tamaño que un teléfono celular.
 

 

La prohibición afectará a unos 50 vuelos diarios hacia EEUU procedentes de 10 aeropuertos internacionales en ocho países: Jordania, Kuwait, Egipto, Turquía, Arabia Saudí, Marruecos, Qatar y Emiratos Árabes Unidos.
 

Según esos funcionarios, el gobierno de Trump determinó que es necesario mejorar los procedimientos de seguridad para los pasajeros de ciertos vuelos sin escalas hacia EEUU.
 

Esta restricción llega después de la segunda orden ejecutiva de Trump para vetar la entrada a EEUU durante 90 días de viajeros de seis países de mayoría musulmana y suspender por 120 días el programa de acogida de refugiados por temor a la llegada de terroristas.