El expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont y los cuatro exconsejeros que le acompañan en Bélgica sabrán el 14 de diciembre la decisión del juez belga que examina las euroórdenes españolas que pesan contra ellos. Así lo ha comunicado el juez tras las comparecencias de los exmiembros del Gobierno de Cataluña, que comenzó a las 9 y terminó a las 12.30.
 

Romeva, Mundó, Turull y Rull, exfuncionarios del gobierno catalán.

 


La Fiscalía de Bruselas ha reiterado en la vista celebrada este lunes que avala la extradición de los políticos catalanes por cuatro de los cinco delitos que les imputa la Audiencia Nacional -todos menos el de prevaricación- mientras que la defensa ha argumentado que «no debe haber lugar a la extradición por que los hechos reprobados no son punibles en Bélgica» y que si fueran extraditados se pondría en riesgo el respeto a sus derechos fundamentales.
 

La cita de este lunes es la segunda vista de Puigdemont, Lluís Puig, Clara Ponsatí, Meritxell Serret y Toni Comín ante el juez que lleva el caso, después de una primera audiencia el pasado 17 de noviembre. Entonces, el Ministerio Público belga avaló ejecutar las cinco órdenes europeas de detención y entrega (OEDE) por todos los delitos que se les imputa -incluyendo los de rebelión y sedición- salvo el de prevaricación.
 

Una vez se conozca la decisión de la Cámara del Consejo de Bruselas esta podrá ser recurrida por cualquiera de las partes, en el plazo de 24 horas, ante el Tribunal de Apelación. Las partes podrían recurrir finalmente ante el Tribunal de Casación, aunque no constituye una tercera instancia ya que la corte no examina los hechos del asunto, sino que controla el cumplimiento de la legalidad durante el proceso.