Una bebé iraní de cuatro meses podrá ser operada del corazón en Estados Unidos, tras una excepción al decreto anti inmigración que firmó el presidente Donald Trump el 27 de enero y que hoy se consolidó gracias al fallo de un tribunal federal que dio marcha atrás con el veto.
 

 

Si bien la familia de la pequeña Fatemeh Reshad sufrió la negativa de la entrada al país la semana pasada, finalmente la beba será operada del corazón en los próximos días y quedará en manos del equipo de pediatras cardíacos del Hospital Mount Sinai de Nueva York, que aceptó ayudarla sin cobrar nada a cambio. 
 

Inicialmente, la bebé tenía una operación programada en la ciudad de Portland, Oregon. Sin embargo, cuando llegó al país con su familia, le negaron la entrada por el veto presidencial.
 

Uno de los que más trabajó para lograr esto fue el gobernador de Nueva York, el demócrata Andrew Cuomo, quien recibió en un primer momento la petición para que la bebé entrara en el país por una urgencia médica y que recibió la colaboración de la ONG Proyecto Internacional de Asistencia a los Refugiados.