Fernández con Sardinez, que peleaba anoche con Narváez, en una foto anterior a su partida a España donde ayer debutó con una derrota ante Molina.

Con una derrota por puntos en fallo unánime inició el ligero sanjuanino Ezequiel ‘Pac Man’ Fernández (28-3-1, 3KO) su campaña en España. Las tarjetas de los jurados españoles no reflejaron en nada lo ocurrido sobre el ring del Club Saga Heredia de Málaga y le dieron una victoria al invicto Samuel Molina (10-0-0, 2KO) que según el criterio de DIARIO DE CUYO había perdido 95-94, destacando que en el último asalto, cuando peor la estaba pasando el púgil local, el árbitro le descontó un punto a Fernández.


‘Estoy tranquilo porque hice una buena pelea y no perdí. Solo había que mirar la cara de los dos para darse cuenta quien había pegado más’, confió Ezequiel a DIARIO DE CUYO en una comunicación exclusiva realizada anoche mientras compartía con su equipo la cena.


El sanjuanino y su entrenador plantearon un combate de menor a mayor. Los primeros cinco asaltos contragolpearon y permitieron que el local, de un estilo bastante básico, con la sola acción de ganar el centro del ring y lanzar manos largas, que en la mayoría de las veces morían en los antebrazos de Ezequiel fue premiado con el criterio de los jurados.


Después, del sexto al décimo asalto, todo fue del gladiador argentino que anticipando con su martilleo de izquierda y combinando algunas derechas largas martirizó a Molina, quien en el octavo asalto mostró sus deficiencias para retroceder y sufrió el acoso al que lo sumió la ofensiva del hombre forjado en el Club Mocoroa.
El dominio expuesto por ‘Pac Man’ se potenció en la absurda decisión del árbitro quien apeló al recurso de descontarle un punto por un cabezazo inexistente para ayudar a su compatriota.


La despedida del argentino con los aplausos del público español fueron el mejor corolario para su debut en tierras europeas.