En una de sus decenas de cábalas, Carlos Bilardo les dijo a sus dirigidos al llegar a México en 1986: "Sacan la ropa y no la tocan más. Ni la abren ni la cierran: la ponen debajo de la cama y se olvidan de ella". El Narigón les habló así a los futbolistas, incluyendo a Diego Maradona, de... las valijas. 32 años después, Argentina puede armar justamente eso que el doctor-entrenador tanto odiaba. Como se diría en el ambiente de la NBA, para la Albiceleste "no hay mañana'. Se juega la vida hoy. ¿Será la primera de cinco finales como se ilusionó ayer Sampaoli en la conferencia de prensa? ¿Será la última batalla de varios de este plantel, incluyendo al "soldado' Mascherano? ¿Será el confirmar que Messi se quedará con las ganas de ganar un Mundial y así convertirse en leyenda, como el mismo describió hace cuatro años en Brasil? ¿Será el punto final a un ciclo repleto de errores entre dirigentes, cuerpos técnicos y futbolistas?


A partir de las 15 horas, en San Petesburgo, con un estadio teñido de celeste y blanco por el fanatismo argentino, se comenzará a definir la historia al medirse con Nigeria buscando el boleto a octavos de final. De ganar, hay que esperar una "mano' de Croacia ante Islandia (juegan a la misma hora) y así soñar con estar en octavos de final el próximo sábado en la sede de Kazán.


Con la relación fracturada en mil pedazos entre el DT y sus dirigidos, Argentina transitó un mar de desatinos desde el 0-3 con Croacia hasta hoy. Lejos estuvo de ser "la previa' ideal ante una auténtica final. Como viene ocurriendo desde que asumió el nacido en Casilda se hizo (casi) todo mal. A contramano de la lógica, incluyendo la versión que el Pelado hoy no estaría en el banco de suplentes.


Con los históricos en cancha, Argentina apostará a un volver al pasado pensando en que la clasificación no es una utopía, aunque en realidad de conseguirla tendrá muchos ribetes de hazaña debido al contexto. Dentro de ese maremoto de confusiones transita el capitán nacional, Lionel Messi, de flamantes 31 años. Perdido como nunca antes en un Mundial en los dos primeros juegos, hoy hace falta más que nunca de él. De esa capacidad de liderazgo que aún no demostró. Porque si la Pulga no aparece en su dimensión, seguramente Argentina no irá a Kazán... seguramente se vendrá a casa.

 

Si gana

Argentina no depende de sí misma para llegar a octavos de final y sólo ganando tendrá posibilidades. En caso que Islandia se imponga a Croacia, la Albiceleste debe triunfar siempre por un gol más de diferencia que cómo lo hagan los islandeses. En cambio, si Islandia empata o pierde contra Croacia, a la Argentina le alcanzará con sumar los tres puntos ante los africanos, cualquiera sea el resultado.


Si la Albiceleste se clasifica (sólo puede hacerlo como segundo del grupo) se medirá el sábado ante el primero del Grupo C, cuyos rivales podrían ser Francia o Dinamarca.



Si empata o pierde


No hay ninguna combinación de resultados para que Argentina pueda acceder a octavos de final con alguna de estas opciones. En este caso, el segundo lugar del grupo se definirá entre Nigeria e Islandia, sabiendo que Croacia es el que tiene, con un empate, asegurado el primer puesto.

 

 

"El mundo virtual no me genera nada porque trato de no mezclarme en ese mundo. Perder un partido de fútbol te hace un perdedor, a veces te hacen sentir como un delincuente en el mundo virtual".

"Estoy seguro de que van a ver la mejor versión de Argentina en este Mundial".

"Normalmente, se hable o no se hable, cuando se pierde hay acusaciones recíprocas. El que proyecta cree que el que ejecuta es el responsable y el que ejecuta cree que el que proyecta tiene cierta responsabilidad".

Jorge Sampaoli / DT Argentina 

rong>

 

"Me siento un arquero capacitado. El arquero tiene que tener un poco de cada cosa. Hoy en día en el fútbol actual tiene que saber jugar con los pies, tiene que tratar de resolver de la mejor manera cuando el equipo lo necesita o si necesita salir jugando del fondo".

"En mi carrera deportiva todo fue un proceso que me sirvió hoy para poder estar acá en la Selección... Pasar por Colombia, hoy estar en Argentina, en River. Como digo siempre, disfrutarlo, vivirlo al máximo".


Franco Armani / Arquero de Argentina