Manija. Lionel Messi es el emblema de la Selección argentina que esta noche buscará meterse en las semis de la Copa América.

Argentina, liderada por su capitán y emblema Lionel Messi, y con un nivel de juego en pleno crecimiento, enfrentará hoy a Ecuador, dirigido por Gustavo Alfaro, por los cuartos de final de la Copa América que se celebra en Brasil, en el partido 200 de los "albiceleste" en el torneo más antiguo del fútbol mundial.

El encuentro será el 16to en el historial de la Copa América entre argentinos y ecuatorianos, se jugará hoy desde las 22 en el estadio Olímpico de la ciudad de Goiania (TV Pública y TyC Sports).

El vencedor de la llave jugará en semifinales el martes próximo ante un rival que surgirá entre Uruguay y Colombia, que se enfrentarán hoy a las 19 en el estadio Mané Garrincha de Brasilia.

En ambos partidos en el caso de culminar empatados al finalizar los 90 minutos, se jugarán 30 minutos suplementarios y de persistir la igualdad se apelará a una definición con remates desde el punto penal.

Argentina va en busca de los cuartos de final, con la clara consigna de intentar quebrar un sequía de 38 años sin títulos y poder concretar una conquista en el último tramo de la carrera de Messi, a quien se le negó en más de una ocasión el trofeo y en está edición busca con ansias la soñada fotografía con la copa en sus manos.

Argentina disputará el partido 200: 125 triunfos, 41 empates y 33 derrotas.

En esta golpeada Copa América, que recaló en Brasil en medio de la pandemia cuando las posibilidades de jugarla eran en su momento remotas, la Argentina aprobó con creces el tópico de resultados favorables, tras igualar ante Chile (1-1) y vencer a Paraguay (1-0), Uruguay (1-0) y Bolivia (4-1), culminando primero en el Grupo A.

Esta competición le resulta satisfactoria al DT Lionel Scaloni al cumplimentar el objetivo de encontrar variantes en el equipo y el plantel con miras a las Eliminatorias, que deberían ser un trámite para el equipo nacional, y el gran objetivo; la Copa del Mundo de Catar 2022.

Su rival, Ecuador, que entró en esta fase gracias a que el entrenador brasileño Tite decidió poner enfrente un equipo alternativo en la última fecha del grupo, pero sin pasar por alto que la Argentina en la primera fecha de la eliminatoria le ganó al equipo de Alfaro apenas 1-0 en cancha de Boca con un penal convertido por Messi.

Ecuador perdió el debut 1-0 ante Colombia, en un cotejo en el que no fue menos que su rival, luego igualó ante Venezuela 2-2, sufriendo un gol en tiempo adicional, ante Perú ganaba 2-0 y terminó 2-2 y el empate ante el alternativo de Brasil, con grandes jugadores pero sin el nivel de los titulares, lo puso en cuartos.

A Gustavo Alfaro se le critica en Ecuador porque hace demasiados cambios, sólo seis jugadores actuaron en los cuatro cotejos que jugó y ahora perdió al argentino nacionalizado Damián Díaz contagiado de coronavirus y será sustituido por Carlos Gruezo.

En cuanto a los antecedentes ante Ecuador en este tipo de torneos, la Argentina nunca perdió al cabo de 15 encuentros, con 10 victorias y cinco empates. Ojalá que hoy no sea la primera...

SCALONI X 3

  1. "Nosotros tomamos precauciones más allá de quién sea el rival. Por nuestros jugadores, la manera de jugar es similar en todos los partidos. Y el equipo ideal nuestro ya mantiene una base que todos conocen muy bien".
  2. "Ecuador tiene dinámica, es rápido, puede complicar a cualquiera porque tiene jugadores interesantes en varios sectores. Tienen sus puntos débiles también, como tienen todos los equipos e intentaremos aprovecharlos".
  3. "Un 11 de memoria sería ideal si no hubiera inconvenientes, lesiones, jugadores que vienen de baja temporada. Eso es muy relativo. Por suerte tenemos jugadores que han rendido bien y podemos elegir sin que el equipo se resienta".


RESPETO

El entrenador de Ecuador, el argentino Gustavo Alfaro, sostuvo ayer en conferencia de prensa que "lo importante es creer en lo que somos, en lo que se tiene y respetar la jerarquía. Pero a la jerarquía no se le teme si hay convencimiento, ya lo han demostrado. Argentina tiene ventajas, pero son 90 minutos de fútbol y empieza un campeonato diferente".