San Martín sigue sin encontrar el rumbo y sin sumar victorias con sólo 15 puntos. Esta tarde cayó 2-1  ante un Boca que  se afianza en la punta de la tabla.

 

Desde el comienzo, la pelota fue del visitante y los de Gorosito  optaron por replegarse cerca de su área.

 

A los 4' llegó la primera situación. Un centro de Gago al medio del área chica terminó en córner de Patricio Matricardi, quien salvó la llegada de Benedetto de frente al arco. Tres minutos después San Martín llegó por una jugada preparada que terminó con un remate largo de Gustavo Villarruel. Ardente se lució a los 14' al mandar al córner un tiro libre bien ejecutado por Gago. La pelota parada la había ganado Centurión a pura gambeta.

 

La más cercana para los locales fue a los 20', un remate a la distancia de Ezequiel Montagna. Dio la sensación de que Rossi la tenía controlada.

 

A los 27' Pavón encaró desde la izquierda al centro del ataque en el borde del área y sacó un derechazo fulminante que entró en el ángulo. Inatajable.

 

Fue a los diez del segundo tiempo,  Pablo Pérez le puso un pase espléndido a Benedetto, que corrió por la banda izquierda e hizo todo bien. El nueve (parado como puntero) cedió a Centurión (parado como un 9) en el medio del área y frente al arquero. Lo definió con dos toques: la paró de derecha y le pegó de zurda para el 2-0.

 

A los 12', Ardente volvió a lucirse. Gago vio el pique y desmarque de Silva en diagonal, cedió para que el lateral cabeceé y la reacción del aquero salvó el tercero. Centurión la tuvo de nuevo a los 20', pero su zurdazo se fue desviado cuando encaraba a la entrada del área grande. Siete minutos después, otra vez el ex Racing cedió en cortada a Benedetto, quien eludió al arquero y, cuando estaba con el arco vacío, disparó de zurda encima del travesaño. La velocidad le jugó en contra al goleador xeneize.

 

A los 35', el árbitro anuló bien un gol de San Martín por posición adelantada. A los 43', Dening ganó en el área chica (sólo, sin marca) y de cabeza estampó el 1-2. El descuento ponía un suspenso impensado en el partido.