No tiene autocrítica Edgardo Bauza. No reconoció que la Selección jugó mal. Respondió con evasivas, pero lo más llamativo fue cuando le preguntaron que le pusiera un puntaje a la actuación del equipo: "Jugó diez puntos, ganó. Era clave ganar este partido", dijo. Como si un triunfo justificara todo.

 

"Los jugadores hicieron un gran partido ante un rival muy duro. Lo mejor del equipo fue como luchó, como aguantó a Chile que terminó jugando con cinco puntas", resaltó el Patón. Y levantó la apuesta: "Jugamos un partido brillante en la parte defensiva". 

 


En el análisis de lo que tiene que trabajar de cara al martes, cuando visite a Bolivia en La Paz, se limitó a relatar: "Nos faltó recuperar la pelota, que no la pudimos tener en los últimos 15 minutos de cada tiempo. Eso le dio la posibilidad a Chile de jugar cerca de nuestra área, con todo el peligro que eso significa".

 

 

Con respecto a los suspendidos (Lucas Biglia, Javier Mascherano, Gonzalo Higuaín y Nicolás Otamendi), Bauza dijo que tiene que "pensar" en lo que va a hacer, pero confirmó que convocará a Lucas Alario, de River: "La alternativa es Alario, tenemos que hablar con Gallardo y comunicarle a él. Y mañana vamos a pensar".

 

"Vamos a planificar ese partido, pero es difícil jugar en La Paz. Nadie está preparado para jugar en La Paz. Vamos a analizar bien y ver a que jugadores convocamos del fútbol local para que el día sábado ya estén trabajando con nosotros", agregó.

 

Sobre el cierre de la conferencia de prensa, el DT apenas reconoció que le "preocupa el juego". Fue tan claro lo que pasó en el campo de juego que las declaraciones del entrenador opacaron aún más el triunfo argentino.