Se va. Edgardo Bauza se retira luego de la conferencia de prensa en el predio de Ezeiza, tras otras desafiantes declaraciones a la prensa.

 

El director técnico Edgardo Bauza reafirmó ayer su filosofía resultadista y aseguró que “Argentina juega a ganar”, consultado por la identidad de su equipo, que recibió fuertes críticas después del flojo rendimiento en la victoria ante Chile (1-0).


El ‘Patón‘ fue interpelado en la conferencia de prensa previa al partido de hoy con Bolivia con la incómoda pregunta sobre ‘a qué juega‘ su selección y, tras cambiar el semblante, respondió serio y lacónico: ‘Argentina juega a ganar‘.


‘El equipo trata de ganar cada partido que le toca jugar y, de acuerdo al rival, planifica un esquema táctico y técnica que intenta desarrollar. Hay selecciones que le permiten jugar más adelante y otras que lo llevan a tener mayor cuidado atrás‘, abundó.


Bauza defendió de esa manera el perfil de su equipo, que en su ciclo acumula tres victorias, dos empates y dos derrotas en el camino clasificatorio para Rusia, y ratificó su conformidad por la actuación del jueves en el Monumental, a la que había calificado con diez puntos.


‘Volví a ver el partido y ahora le pondría un punto más. Chile tuvo dos ocasiones de gol en todo el partido, pese a la calidad del equipo y jugadores que tiene. Argentina lo resolvió de forma brillante‘, se convenció. Consultado por la formación de mañana en La Paz, el entrenador confirmó siete cambios.


Ante la pregunta sobre la valoración de un empate en el estadio Hernando Siles, Bauza aclaró que Argentina irá ‘con la idea de ganar‘ pero que la igualdad será bien recibida ‘depende lo que suceda en el partido‘.


‘Sabemos las dificultades que vamos a encontrar en la altura, que siempre es un condicionante. Hay que hacer un partido inteligente y sobrellevar los efectos y también lo que pueda plantear el equipo contrario, que también tiene sus méritos‘, resumió.


‘Bolivia va a jugar como lo hace en cada partido que juega de local, lanzando los marcadores de punta, con mucha gente de mitad de cancha hacia adelante‘, asumió.

 

Rival especial

Pablo Escobar, experimentado mediocampista del seleccionado boliviano de fútbol, bromeó ayer con el fanatismo que tienen sus hijos por Lionel Messi, capitán de la Selección argentina.


“Mis hijos son hinchas de Messi, pero ya les dije que salvo que él les pague el colegio, deben hinchar por mí”, expresó Escobar en la distendida conferencia de prensa que brindó junto a sus compañeros Ronald Raldes y Alejandro Chumacero, y el entrenador Mauricio Soria, aunque éste no aceptó preguntas.


“Enfrentar a Messi es motivante y será un placer para todos, es el mejor de la historia, no tengo dudas de ese tema”, agregó Escobar, quien nació en Paraguay y registra un paso por Gimnasia de Jujuy entre 2000 y 2003.