Patronato rescató este viernes en Córdoba un gran empate 2-2 con Belgrano, que no pudo adentrarse con más fuerza enla zona de Copa Libertadores y ahora quedó a merced de varios perseguidores.

Sin embargo, el comienzo del Pirata fue inmejorable. A los tres minutos, Néstor Pitana cobró un polémico penal de Walter Andrade sobre Matías Suárez y a los cinco Mauro Guevgeozian batió desde los 12 pasos a Sebastián Bértoli con un disparo a su derecha.

A los 10, Leonardo Sequeira amplió la cuenta con una definición deliciosa por sobre el arquero cuando lo enfrentaba de muy corta distancia. Sin embargo, en ese arranque frenético también se anotó el Patrón. Enseguida, Martín Rivero le pegó al travesaño desde afuera, y a los 16 Sebastián Ribas peinó al descuento un tiro libre del mismo Rivero.

Después, el trámite dio un largo respiro. Hasta que, a los 23 del segundo tiempo, el goleador Ribas cabeceó al ángulo izquierdo de Lucas Acosta tras una serie de rebotes y puso cifras definitivas.

De esta manera, el equipo de Pablo Lavallén terminó silbado con una nueva pérdida de puntos en su casa, y los de Juan Pablo Pumpido atesoraronun punto que les sirvió para subir transitoriamente un lugar en la tabla de promedios.

En el otro partido, Arsenal, que necesita prácticamente un milagro para mantener la categoría, esta noche demostró que no va a bajar los brazos y logró una muy buena victoria por 2-1 ante el Granate, que sigue lejos de mostrar un buen nivel.

Diego Chaves abrió el marcador a los 13 del primer tiempo y aumentó la diferencia a los 36 del mismo período Marcos Curado. En el complemento, el uruguayo Alejandro Silva volvió a ser infalible desde los 12 pasos y descontó cuando iban nueve minutos.

Arsenal sumó su segundo triunfo en el certamen, que no le permitió abandonar la última posición al tener solamente 11 unidades. El equipo del Viaducto está a 19 puntos de Tigre, el último fuera de la zona de descenso.

Lanús, por su parte, se quedó en las 19 unidades y en el 22° puesto. Su principal objetivo es la Copa Sudamericana.