Punto muerto. Independiente, que venía de golear 5-0 a Patronato de visitante, fue incapaz de superar a un Rafaela que
pelea por esquivarle al descenso.


Independiente y Rafaela empataron anoche 1-1 en el Estadio Libertadores de América, resultado corto para las necesidades de ambos, en el marco de la vigésima fecha del torneo de Primera División. Independiente, esperanzado tras la goleada frente a Patronato por 5-0 en Paraná, estaba en búsqueda de otro triunfo que le permitiera acercarse a los animadores. Por su parte, Rafaela, último en la tabla de promedios, venía de empatar en su cancha con Huracán 1-1 y acumuló así cuatro encuentros sin victorias.

Como era de esperarse, Independiente asumió el protagonismo y a los cuatro minutos de juego se aproximó Emiliano Rigoni con un disparo que pasó por arriba del travesaño. A los 17 se produjo la primera llegada de Atlético, mediante una arremetida de Leandro Díaz y un remate de media distancia que el uruguayo Martín Campaña atajó sobre la base del poste derecho. El capítulo inicial era cerrado por imprecisiones y falta de ideas claras, pero el Rojo aprovechó una acción originada con pelota parada para volver a acercarse antes del descanso. A los 39, Ezequiel Barco superó con un tiro libre directo a la barrera, pero no a Lucas Hoyos, quien evitó el gol sobre el ángulo inferior derecho.

Para sorpresa de todos, fue Atlético el que abrió el marcador un minuto después de la reanudación, mediante un centro enviado por Gabriel Gudiño desde la derecha y un remate de cabeza de Angelo Martino que venció la resistencia de Campaña.

El local insistió, herido en su amor propio, pese a todo: a los seis del segundo período, Martín Benítez metió el balón entre los centrales con un pase corto, rasante, y allí apareció El Puma Gigliotti para clavarlo en el ángulo izquierdo y gritar su primer gol con la camiseta de Independiente.

La Crema no se resignó y tuvo otra chance a los 12, en un cara a cara decisivo en el que Campaña se reivindicó ante Díaz. El anfitrión no lograba afirmarse como dominador del partido, pero así y todo estuvo a punto de anotar el segundo a los 21, cuando Gigliotti habilitó de cabeza a Barco, aunque el juvenil definió nada más que cerca del poste izquierdo.

Los locales apostaron por un ataque masivo en el tramo final, teniendo en cuenta la situación y las dudas del oponente, pero lo único que consiguió fue desprotegerse y propiciar un peligroso mano a mano en el que Campaña frustró a Mauro Albertengo. Los dirigidos por Ariel Holan visitarán el miércoles a Talleres, un cotejo que quedó pendiente de la decimoquinta fecha, y el próximo fin de semana se enfrentarán a Arsenal en Sarandí, mientras que Rafaela recibirá a Boca.

 

La lesión de Erviti

El experimentado volante de Independiente, Walter Erviti, se retiró lesionado en su rodilla izquierda y se espera hacerle unos estudios para evaluar la situación. “Se me dobló la rodilla. Fui demasiado flojo y eso me costó la lesión. Ojalá que no sea nada complicado, aunque no lo se”, destacó el zurdo cuando se retiraba del campo de juego. Por su lado, el DT del Rojo, Ariel Holan, puntualizó que “lo de Erviti no son los ligamentos, pero sí es posible que sea un esguince de rodilla. Lo están viendo los médicos.

El vestuario parece un hospital de campaña. Rigoni, Erviti y Alan Franco terminaron con golpes. Es difícil hacer más de dos pases seguidos si te cortan siempre con falta. Es un atenuante, no una excusa. Rafaela hizo un muy buen partido y también sostuvo el resultado realizando faltas que no fueron sancionadas”.
El coach se refirió también a la actuación del equipo y contó que “las ganas de ganar son tan grandes que hay que tratar de dominar la ansiedad”.