No hubo epopeya en Astana. Diego Schwartzman perdió 6-4; 6-4 y 7-6 (2) ante Mikhail Kukushkin en el cuarto punto del repechaje que significó el 3 a 1 definitivo e irremontable para la Argentina, el último campeón, que perdió su plaza en el Grupo Mundial y desde 2018 jugará en la Zona Americana I.

 

El Peque no tuvo opción en casi ningún pasaje de las 2 horas y 44 minutos que duró el cuarto punto en el que se vio a un Kukushkin sobresaliente y con la suerte de su lado. Apenas si el argentino pudo forzar el tie break en el tercer set que, sin embargo, perdió con contundencia por 7-2.

 

Así el equipo nacional, que desde 2002 jugaba en la máxima categoría de la Copa Davistras haber ascendido un año antes al ganarle 5 a 0 a Bielorrusia, volverá a jugar en la Zona Americana I con rival a determinar.

 

El Peque, que venía de superar en su single del viernes a Dmitry Popko, ganó el único punto de la serie disputada en la veloz cancha de Astana. Antes Guido Pella había caído con Kukushkin y ayer el dobles compuesto por Andrés Molteni y Machi González perdió ante la pareja local que tuvo en cancha al héroe de Kazajistán y Aleksandr Nedovyesov.

 

Kukushkin, de mediocre carrera en el circuito, fue sin embargo el hombre clave del equipo local. El nacido en Rusia se ubica en el puesto 78 del ránking ATP y ostenta apenas un título en su carrera como singlista pero en la llave contra la Argentina fue determinante al ganar los tres puntos que disputó.

 

Argentina se transformó en el séptimo campeón de la Copa Davis en caer eliminado en la primera ronda del año siguiente luego de Suecia en 1976 y 1999, Estados Unidos en 1983 y 1994, Francia en 1997 y España en 2002.